miércoles, 26 de diciembre de 2018

Feliz Navidad 2018

El comediante y actor norteamericano Larry Wilde afirmó en cierta ocasión que la Navidad es la época del año en que se nos acaba el dinero antes que los amigos. El escritor inglés Harlan Miller deseó que ojalá pudiésemos meter el espíritu navideño en jarros y abrir luego uno cada mes del año. La humorista americana Erma Bombeck aseguró que no hay nada más triste en este mundo que despertarse la mañana de Navidad y no ser un niño...
Aun cuando con ellos esté esencialmente de acuerdo, me sigo quedando con la cita de nuestro escritor y guionista de cine José Luis Olaizola: lo primero que hace falta para ser feliz en Navidad es ser feliz sin que sea Navidad.
Desde esa filosofía, comparto en estas fechas mil sonrisas junto a mis mejores deseos para todos.

miércoles, 19 de diciembre de 2018

Invitación al "I Ciclo de Médicos Escritores" del COMZ

Desde el Departamento de Relaciones Institucionales del Colegio Oficial de Médicos de Zaragoza (COMZ), me remiten el cartel informativo y la invitación al encuentro que tendré mañana jueves 20 de diciembre, a partir de las 20 horas en el Salón Ramón y Cajal del mismo (Paseo Ruiseñores 2, Zaragoza), con cuantos lectores, compañeros y amigos puedan asistir, con motivo del I Ciclo de Médicos y Escritores del COMZ.
Dicha iniciativa está coordinada por el doctor Wenceslao Varona, habiendo tenido en mi colega de fonendoscopio y de letras Lorenzo Mediano a su primer disertador.
Insistir en que volver al que siempre será mi Colegio profesional, en estas fechas y por esta causa es otro de esos regalos intangibles que a menudo me ofrece la Literatura.
Por supuesto, estáis todos invitados.

martes, 18 de diciembre de 2018

Todas somos Laura Luelmo

Todas las personas de bien nos movemos por ilusiones, amamos la Vida, apreciamos ese valor llamado Libertad. ¡Que nadie nos meta miedo, que nadie nos coaccione, nos invada o nos maltrate, que nadie nos mate! Como diría acertadamente mi amiga Ana Cristina, ¡que ningún dedo te tape el sol!
Todas demandamos tolerancia cero contra esta sinrazón que nos acecha: casi cien mujeres asesinadas en lo que va de año. Ni una más, ni una menos. Nunca nos resignaremos a esa violencia machista ni a ningún otro tipo de violencia. Elegimos correr sin miedo y no correr por miedo.
Por eso hoy, todas somos Laura Luelmo.
Desde una tristeza que a menudo rezuma rabia, confiando en que el peso de la Justicia caiga pronto contra los culpables e invitando a una profunda reflexión al respecto, me hago eco de su último tuit, de de su última ilustración: "Te enseñan a no ir sola por sitios oscuros en vez de enseñar a los monstruos a no serlo, ESE es el problema".
Laura Luelmo, otra ilusión segada por la barbarie. Queda tomarte el testigo para que, como airadamente defendías, tu oportunidad siempre seas tú.

lunes, 17 de diciembre de 2018

En el "I Ciclo de Médicos Escritores" del COMZ

Por distintas circunstancias, este año he ido poco a Zaragoza. Tan solo el puente del 23 de abril, con motivo de los actos del Día del Libro.
Parafraseando el anuncio del turrón y aun cuando mi hogar esté ahora en León, volveré a casa por Navidad. Será un tiempo para reencontrarme con mis raíces, para mi familia maña, para los amigos de allí. Y de paso, viviré otro de esos regalos intangibles que a veces te da la Literatura: participar como invitado en el I Ciclo de "Médicos Escritores" del Colegio Oficial de Médicos de Zaragoza (COMZ); precisamente, el primer colegio profesional en el que me colegié y al que tantas veces asistí.
Será este próximo jueves 20 de diciembre, a partir de las ocho de la tarde, en la sede del Colegio (Paseo Ruiseñores 2), bajo la coordinación del también médico, escritor y preventivista como yo, Wenceslao Varona. Allí procuraré diseccionar estas dos vocaciones -curar y escribir-, compartir algún secreto relativo a mi obra, contar varios cuentos... Y por supuesto, disfrutar de ese regalo en compañía de aquellos que puedan asistir.

viernes, 14 de diciembre de 2018

Un taxista solidario

Me entero por terceros que hace unos días, a las puertas de un hospital de mi Zaragoza natal, una señora mayor que salía del mismo tropezó con un bordillo y cayó al suelo. Varias de las personas que estaban a su alrededor acudieron a asistirla; entre ellos, un taxista que aguardaba con su vehículo en la parada reglamentaria.
Ayudada por los presentes, la señora se levantó con dificultad, refiriendo que había sido operada recientemente de su vesícula, que le acababan de dar el alta, que su hija no había podido estar por razones laborales y que se dirigía a la parada de autobús para desplazarse hasta su casa.
Alguien le propuso entonces que lo hiciera en un taxi; a fin de cuentas, allí mismo tenía la parada... A lo que ella respondió que no se lo podía permitir.
Entonces, aquel taxista que se había acercado decidió llevarla con su coche sin por supuesto cobrarle nada. Y eso que llevaba más de media hora aguardando en la parada y que su turno para el próximo cliente estaba a punto de llegar.
La señora se mostró de lo más agradecida, y prometió para él una oración a ese San Antonio de sus devociones.
Y yo me muestro orgulloso, no solo porque ese taxista sea una de las personas que más quiero y de las más bondadosas que conozco... Sino sobre todo, porque tengo la suerte de que sea mi hermano.

miércoles, 12 de diciembre de 2018

Jesús Vidal, nominado a "mejor actor revelación" en los Goya

Mi mujer asegura que yo tengo don de brujo. De hecho, son muchas las ocasiones en las que anticipo que algo puede suceder... y efectivamente, aun pareciendo difícil, acaba sucediendo.
Recuerdo que cierta noche de agosto asistimos en la Casa de la Cultura del municipio leonés de Villademor de la Vega a la representación de una obra de teatro titulada Sala de espera, escrita, dirigida e interpretada por nuestro amigo Jesús Vidal. Ciertamente resultó ingeniosa, reflexiva, con una puesta en escena sobresaliente. En dos palabras: nos encantó. 
A la salida, tras charlar con Jesús y con el resto de integrantes de su compañía, compartí con mi mujer una impresión personal que casi parecía profecía:
- Jesús es un actorazo. No me extrañaría nada que con esa pizca necesaria de suerte y algún papel al que sacar todo su jugo, el día menos pensado se hiciera con un Goya.
Esta tarde de diciembre releo con emoción que Jesús Vidal ha sido nominado a mejor actor revelación en los próximos premios cinematográficos Goya. Nos alegramos muchísimo. De corazón, en cuerpo y alma, de verdad. Se lo merece por cómo es, por su tesón, por a quién se lo dedica. ¡Sencillamente genial... y sin necesidad de recurrir a brujerías!
Felicidades, campeón, extensivas al resto del equipo de Campeones por esas once candidaturas. Y tal y como habíamos quedado, nos seguiremos contando en ese café pendiente para esta próxima Navidad.

martes, 11 de diciembre de 2018

Y un Cuento Cuentos Contigo solidarísimo

Este próximo viernes 14 de diciembre, a partir de las 20:30 horas, coincidiendo con las actividades del movimiento literario Cuento Cuentos Contigo se celebrará en el Café Varsovia (calle Arquitecto Ramón Cañas del Río 9, en la ciudad de León) el V Recital Solidario Internacional, a beneficio de la Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio, con otra lectura mundial simultánea en favor de una Navidad con esperanza.
Allí acudiremos también -además de con nuestros cuentos- con algún juguete y material escolar, desde la convicción de que la Solidaridad no solo consiste en dar... ¡Es también devolver!

lunes, 10 de diciembre de 2018

Un Partido Solidario...

Desde que a mi hijo Manuel le dio por jugar al balonmano, este deporte ha pasado a formar parte de nuestras vidas. Así, cada martes y jueves asistimos a sus entrenamientos con el equipo en el que milita, cada viernes disfrutamos con un partido de su liga benjamín y cada fin de semana que podemos acudimos al Palacio de los Deportes a animar en sus encuentros a nuestro equipo: el Abanca Ademar León.
Este último sábado no podía ser una excepción, y más a sabiendas del carácter solidario del partido: durante el mismo hubo una recogida de alimentos no perecederos, juguetes y peluches, a beneficio de Cruz Roja y Cáritas. De manera que allá fuimos con muchas ganas de pasarlo bien, una bufanda para animar y otra saca repleta de muñecos para compartir.
Al descanso del partido, mis hijos y los demás niños llenaron la pista de juguetes. Aunque al final ganase Ademar por tres tantos, la verdadera victoria de esa tarde fue por goleada para la Solidaridad.

viernes, 7 de diciembre de 2018

Un Juguete Solidario...

De siempre he defendido que la Solidaridad es un bumerán, porque tarde o temprano te acaba volviendo. Y que como en su momento dijera el propio Séneca, no hay bien alguno que no nos deleite si nunca lo compartimos. Así al menos procuro transmitírselo a mis hijos.
Bajo esas premisas, mañana sábado se realizará en el municipio leonés de Villar de Mazarife un evento solidario de lo más apropiado para estas fechas: una recogida de juguetes.
Habrá también otras muchas actividades: desde pintacaras hasta cuentacuentos. Será en su Pabellón Xacobeo 2010 a partir de las 18:00 horas, organizada por Mazarife Solidario, con la colaboración de la Asociación para la Inclusión y el Refuerzo Emocional (AIRE).
De uno u otro modo, sea en persona o a través de alguno de nuestros juguetes, sé que estaremos allí.

lunes, 3 de diciembre de 2018

Una tarde de EducAmor?

Varios integrantes de la asociación EducAmor? participamos el pasado sábado en el III Festival Solidario de Navidad, a beneficio de Cáritas-León, con una actividad de Música, Danza y Dibujo que hizo las delicias de todos los asistentes. La realización de dos murales al ritmo de esos compases resultó una propuesta original, creativa, dinámica y, sobre todo, muy participativa. Nos encantó estar, nos encantó que estuviéramos tan acompañados.
Ahora toca preparar las distintas actividades programadas para esta Navidad -quizás entre ellas se cuele alguno de mis cuentacuentos-, apostando siempre por una formación basada en los valores y en el amor.

martes, 27 de noviembre de 2018

Una tarde con Anna Ferrer

Anna Ferrer, esa arquitecta de sueños imposibles, Presidenta y Directora ejecutiva de la Fundación Vicente Ferrer, acudió ayer a un encuentro con voluntarios y colaboradores en la Colegiata de San Isidoro de León, al que tuve el honor de asistir. Sin duda, fue una vivencia mágica que compartí con muchos amigos solidarios -mil gracias, Javier, por acompañarme- y en la que descubrimos a una persona que rebosa paz, sencillez, ilusión.
Allí nos transmitió sus impresiones, su fe en esa Providencia que acostumbra a parecer casualidades, lo mucho que han construido, lo muchísimo que aún les queda por construir... Y los voluntarios le contamos nuestras iniciativas: la de ese peluquero que pone mechas con fines altruistas, la de aquel instituto berciano que consiguió bicicletas suficientes para que varias decenas de niños pudieran ir al colegio en Anantapur, la de esos corredores que recorren la India cada año en aquella ultramaratón...
Anna Ferrer: siempre cercana, siempre soñadora, siempre generosa. Jamás ha flaqueado en su lucha contra la pobreza extrema. Me encantó ese minuto en el que pude hablar personalmente con ella y me dio su impresión sobre mis libros. Los ha leído todos, y todos están allí, en esa biblioteca de su Fundación que han levantado con tanto cariño. Y es que, como ya dijera el propio Vicente y alguien recordó a renglón seguido, "la utilidad de los libros es inmensa, porque ayudan a las personas a entender y descifrar sus corazones".

lunes, 26 de noviembre de 2018

En el III Festival Solidario de Navidad

Este próximo sábado 1 de diciembre, a partir de las cinco de la tarde en el polideportivo leonés de Ventas Oeste, se celebrará el III Festival Solidario de Navidad. En él habrá pintacaras, espectáculo de magia, mercadillo solidario, chocolatada... Y por supuesto, cuentacuentos.
Sin embargo esta vez, a diferencia de las dos ediciones anteriores, dicha actividad no correrá de mi cuenta pues he preferido participar como miembro de la asociación EducAmor? en una actuación de danza y pintura que realizaremos junto a todos los chiquillos asistentes.
Será a beneficio de Cáritas-León.

viernes, 23 de noviembre de 2018

Ese invitado llamado Mar


Cuenta una leyenda aquí, allá y aún más allá, que hace mucho tiempo –tanto que ya casi ni me acuerdo-, el Sol y la Luna se casaron, yéndose a vivir juntos a una preciosa casa ubicada en la Tierra. Ambos fueron siempre muy hospitalarios, de modo que por aquel salón pasaron la mayoría de sus amigos: el Desierto, las Estrellas, alguna Nube perdida…
Cierto día, decidieron invitar al señor Mar a tomar en ella una taza de café. Este agradeció sinceramente el ofrecimiento, si bien se excusó para no ir. Ante la insistencia de la pareja, no tuvo más remedio que decirles:
- Ustedes son muy amables abriéndome las puertas de su casa, pero me temo que siendo yo tan inmenso nunca podré entrar.
- ¿Acaso cree que vivimos en un edificio diminuto? –preguntó algo molesta la Luna.
- ¿Acaso nuestro hogar no resulta lo suficientemente grande para usted? –le siguió el Sol, frunciendo el ceño.
El Mar se excusó mil veces, agradeciendo el detalle pero reafirmando que entre aquellas paredes él no cabría. No obstante, tanto y tanto le insistieron argumentando que habría espacio más que suficiente, que finalmente decidió entrar.
En verdad que aquella morada era enorme, extendiéndose más allá del horizonte. Despacio y en silencio, el Mar fue pasando por tantas habitaciones, ante la mirada complacida de sus anfitriones:
- ¡Ve como el inmueble era realmente amplio! –exclamó orgullosa la Luna-. Con tanto espacio, no hay nada de qué preocuparse.
- ¡Apenas he accedido! –respondió su invitado.
Y ocurrió que, poco a poco, el agua empezó a cubrirlo todo: el sótano, el entresuelo, los cuartos de la primera planta, los dormitorios de la segunda… Cien olas se escaparon por las ventanas, mil peces hacían ronda desde el salón. Mientras, ambos astros buscaban refugio en los pisos superiores. Tanto y tanto ascendió el nivel de las aguas, que los dos acabaron subidos en el tejado.
Cuando estaba todo inundado, el Mar reconoció que aún faltaba por entrar más de la mitad de su caudal. Sin pretender ser descortés, el Sol le permitió seguir pasando, mientras ellos se iban elevando más y más. A pesar de todo, se mostraban tranquilos; ¡si agobiarse sirviera al menos para ganar tiempo al tiempo!
- No se preocupe, que seguro que cabemos todos –advirtió temeroso el Sol.
- ¡Cada vez falta menos! Son ustedes muy amables –repetiría el Mar.
Y tanto tantísimo subió el nivel de aquellas aguas, que ambas luminarias no tuvieron más remedio que ascender hasta el cielo.
Desde entonces viven allí, como colgadas por una chincheta, pero sin perder de vista a esa Tierra que tanto quieren y en la que un día formaron su hogar. Siguen siendo tan gentiles como entonces, brindando su luz a quien más la necesita. Y a pesar de lo ocurrido, guardan una relación cordial con el Mar quien, agradecido como el que más, les saluda cada día a través de las mareas.
Hay cuentos que empiezan bien, algunos que acaban mal, unos que se pintan de arcoíris… ¡y otros que llegan al fondo del mar!

Nota: Cuento titulado Ese invitado llamado Mar, basado en una leyenda nigeriana e incluido en mi libro Catorce lunas llenas.

martes, 20 de noviembre de 2018

Los riesgos de tantos fakes

Tras un trabajo exhaustivo en el que nos embarcamos hace ahora diez años mi colega y amigo Antonio Piñeyroa y yo a propósito del uso problemático de Internet, ya alertábamos sobre los riesgos que entrañaba para los adolescentes el abuso de las nuevas tecnologías. Por aquel estudio ambos fuimos reconocidos con un Premio Nacional Ulysses a la Investigación.
Últimamente ando metido en el análisis de los fakes o noticias falsas que circulan por la red. Cada vez son más frecuentes, cada vez se utilizan más: manipulando la opinión pública, siendo un elemento político subversivo, generando tendencias... desinformando en general. Con un riesgo añadido: esos bulos nos atraen y se comparten con una frecuencia significativamente mayor que las noticias verdaderas.
En estos últimos días, leíamos que en una aldea mexicana dos hombres habían sido linchados y quemados vivos por una multitud que les había confundido con secuestradores de niños. El rumor se extendió como la pólvora a través de las redes sociales, atenazando su sentido común y haciendo que se tomaran la Justicia por su mano. Murieron dos inocentes.
Quizá sea un caso extremo, pero es que las consecuencias de esas noticias sin contrastar que a menudo se llenan de "Me gusta" y "Compartido" pueden llegar a ser tremendas. ¡Advertidos quedamos!

lunes, 19 de noviembre de 2018

"Diminutivo", de Títeres sin cabeza

Últimamente me estoy haciendo un experto en espectáculos infantiles. A fin de cuentas, gran parte de mi agenda me la marcan mis hijos... y a ellos no se les escapa ninguno.
Desde esa perspectiva de adulto, considero que los hay de todo tipo. Confieso que alguno me parece demasiado simple, pero que otros muchos me resultan superlogrados. Entre estos últimos, citaría al que asistimos este sábado pasado en el Teatro San Francisco, de León. En concreto el titulado Diminutivo, interpretado por la compañía aragonesa Títeres sin cabeza, y dirigido básicamente a niños de entre dos y cinco años.
Todo ocurre en un pueblo muy pequeño, ante una puesta en escena de lo más original. De hecho, los espectadores estamos ahí mismo, subidos sobre el escenario.
Su historia, sus diálogos -incluida la actriz que los reproduce utilizando el lenguaje de signos-, su simpatía... consiguieron que a mi hija Amalia le gustara así de mucho y que yo la recomiende expresamente para esos pequeños a quienes va dirigida.

lunes, 12 de noviembre de 2018

La faena del leñador

Hace muchos, muchísimos años, en mitad de un frondoso bosque, vivía un leñador con su mujer. Cuentan que era tan trabajador que apenas guardaba descanso, de manera que salvo a cortar arbustos, comer deprisa y dormir poco, no dedicaba tiempo a ninguna otra actividad.
Su mujer se sentía muy sola entre tanta madera y tan poca compañía, por lo que intentó hablar con su marido en numerosas ocasiones para que cambiara de actitud; pero este no le escuchaba, alegando una y mil veces que tenía que trabajar.
Cierta noche de soledad, la mujer pidió en sus oraciones que ocurriese algo para que aquella situación cambiase. Y algo sucedió… De manera que a la mañana siguiente, aun siendo domingo, el hombre salió de casa con el hacha al hombro, dispuesto a cortar los árboles de una vereda. Mientras caminaba hacia la misma, se le apareció un señor:
- ¡A los buenos días! –le saludó en tono respetuoso, haciéndole un gesto con la mano para que parase.
- ¡A los buenos días! –respondió el leñador-. No puedo entretenerme mucho que aún queda faena por hacer.
- ¿Quizá necesite algún tipo de ayuda?
- Ninguna –declaró contundente-. No quiero que haga por mí lo que pueda hacer yo.
- ¿Y cómo es que trabaja siendo festivo? ¿Acaso no sabe que hasta el propio Dios descansó ese día después de crear el mundo? ¿Nadie le habló de ese mandamiento de santificar las fiestas?
- ¡A mí déjeme en paz, que lo mismo me da que sea una fecha que otra! –respondió malhumorado-. ¿Acaso en el cielo hay calendarios con números rojos? En lunes o en domingo, lo único que quiero es trabajar.
Con frecuencia, en cabezas como un melón solo caben cerebros como una nuez.
Y realizando un ademán con el mango de su hacha, intentó apartar a aquel hombre para poder continuar con su camino.
Cuentan que en verdad aquel señor que se le había aparecido no era otro que el mismísimo Dios quien, al verlo tan agresivo y tan enfrascado en sus pretensiones, decidió darle un escarmiento:
- Puesto que es eso lo que realmente quieres, y que para ti no hay nada más importante, nunca dejarás de trabajar –sentenció-. Llevarás eternamente un haz de leña sobre tus hombros… Y vivirás siempre en la luna, para que sirvas de escarmiento a quienes anteponen su trabajo a su vida, hasta el punto de no guardar descanso ni siquiera cuando deberían descansar.
Por eso desde entonces, cuando observamos la Luna, se aprecia claramente entre sus manchas a aquel obstinado leñador portando unos troncos sobre su espalda, mientras repite a quien le saluda:
- ¡A las buenas noches! No puedo entretenerme mucho que aún queda faena por hacer.
Definitivamente, lo que dicen de ti no es verdad… pero se parece a la verdad.
Así que levanten el culo de sus asientos que esta historia terminó. Ahora un vaso de leche con galletas… ¡y a hacer bien la digestión!

Nota: Leyenda leonesa versionada -con ilustración del genial Lolo- incluida en mi libro Catorce lunas llenas.

viernes, 9 de noviembre de 2018

En el III Curso de Innovación y Avances en Vacunas

Dado que la formación continuada resulta fundamental para el ejercicio de cualquier profesión, ayer asistí en Valladolid al III Curso de Innovación y Avances en Vacunas, organizado por el Instituto de Estudios de Ciencias de la Salud de Castilla y León. En él se actualizaron distintos aspectos relacionados con las vacunas, compartiendo de paso conversación con otros sanitarios de mi Comunidad y asistiendo a las ponencias de autores de primer nivel como Julio Vázquez (Instituto de Salud Carlos III), Elisa Garrote (Hospital Universitario de Basurto)... o Ignacio Rosell (Consejería de Sanidad, Junta Castilla y León), quien impartió una charla sobre las estrategias de intervención ante dudas parentales en vacunación infantil, que sencillamente me apasionó. En ella se insistió en la importancia de la persuasión y en las evidencias existentes en contra de tantos miedos a la hora de vacunarse. Tomé buena nota.
Ahora toca asimilar lo recibido y seguir trabajando cada día por una Salud Pública mejor.

miércoles, 7 de noviembre de 2018

De impuestos, hipotecas y colores

En uno de mis cuentos titulado El príncipe sin color, de esos que comparto con los niños en cada sesión de cuentacuentos, habita un gobernante obsesionado con acaparar en palacio las distintas tonalidades del arcoíris. A lo largo de la trama y a fin de alcanzar tal objetivo, se deja asesorar por distintos personajes. Uno de ellos es un prestamista, quien le recomienda aumentar los impuestos de sus ciudadanos a fin de poderse comprar más colores. No importa si no parece justo, no importa si el arcoíris es patrimonio de todos; ni siquiera si dejará sus calles plagadas de grises... Al final, lo único que les mueve es que cada uno podrá tener más de lo que tiene.
Leyendo y releyendo las noticias de ayer relacionadas con el cambio de criterio del Tribunal Supremo y su decisión de que el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados vinculado a las hipotecas lo acabe pagando el cliente, me viene a la mente esa historia. No importa que se desdiga de una sentencia previa emitida hace menos de un mes por su Sección especializada en tributos, no importa que la misma se revisara de manera urgente minando su propia credibilidad, no importa que la Banca sea la principal interesada en mantener dicho impuesto, no importa que parezca tan radicalmente injusta...
De entre esos titulares que leía, hubo uno que resume esta sensación generalizada: "El Alto Tribunal cae muy bajo". A pesar de la grisura generada, aquel prestamista de mi cuento ha despertado contento. A fin de cuentas -¡que no de cuentos!- hoy subirá la Bolsa. Lo que aún no sabe es que ni esta historia ha terminado ni permitiremos que nadie nos deje sin arcoíris.       

martes, 6 de noviembre de 2018

En el VIII Concurso de Relato Breve "Dr. Zarco"

Se acaba de fallar. Tras el acto de entrega del VIII Concurso de Relato Breve "Dr. Zarco", celebrado en el Aula Profesor Durán Sacristán del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, no he podido superar la condición de finalista entre las 139 obras presentadas procedentes de quince países, a pesar de que la mía resultó seleccionada para el desenlace de esta mañana.
En cualquier caso, me siento feliz por intentarlo. Y desde ese sentimiento, quisiera dar las gracias a cuantas personas me han ayudado en ello: a mi colega Félix Maimir, a nuestra enfermera amiga Ruth Orejas, a esa queridísima Sagrario de la Encina que hoy asistía a dicho acto en mi nombre... Y por supuesto a todos los sanitarios, hombres y mujeres que con su trabajo tratan de mejorar la vida de los demás, a quienes va dedicado este relato.

viernes, 2 de noviembre de 2018

Rafael Gómez-Lus, DEP mi querido Profesor

Leo con tristeza que D. Rafael Gómez-Lus, investigador y microbiólogo que fuera catedrático de Microbiología, Parasitología y Medicina Preventiva en la Facultad de Medicina de Zaragoza, falleció anteayer a los 87 años de edad. Sin duda, uno de los mejores profesores que he tenido en mi vida.
Durante la carrera, él nos impartió las clases de Microbiología y me eligió para ser uno de los monitores de sus prácticas. Después y desde mi condición de preventivista, coincidimos en las mil dudas que pude preguntarle y a las que siempre respondería con una amabilidad pasmosa. Incluso tuve la suerte de compartir una investigación científica con su equipo a propósito del sistema HLA y determinado tipo de epilepsia.
En uno de aquellos encuentros, a pie de su microscopio, intercambiamos alguno de nuestros libros. D. Rafael me entregó dedicado su De los cazadores de microbios a los descubridores de antibióticos. A su vez, yo le correspondí con Mi planeta de chocolate.
Premio Aragón a la Investigación Científico-Técnica, Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, Presidente de la Real Academia de Medicina de Zaragoza, amante de ese Pirineo del que tanto nos hablara... Y ante todo, una persona extraordinariamente sencilla, sencillamente extraordinaria.
Desde el más sentido de mis agradecimientos, descanse en paz, mi querido Profesor.

lunes, 29 de octubre de 2018

Los dos gestores

Ocurrió hace años, en el primer ambulatorio donde ejercí. Ubicado en ese barrio periférico, era un lugar tranquilo, sin mayores problemas, donde todos nos conocíamos y las relaciones personales sencillamente fluían.
Cierta mañana llegaron dos gestores que nadie había pedido: uno que haría las veces de gerente y otro de secretario. No eran sanitarios, ni técnicos, ni siquiera de esta barriada. Eran cargos administrativos que no tardaron en tomar decisiones para hacerse notar.
Cierta tarde aquel gerente nos informó que había que solucionar con urgencia "el atolladero del horario de los sábados", pues no le parecía lógico que si entre semana la consulta empezaba a las ocho ese día comenzara a las nueve. Desde el respeto a su iniciativa, le argumentamos que no había problema alguno, que dicho horario llevaba vigente mucho tiempo y que nunca nadie protestó.
- El sábado es laboral a todos los efectos -insistió con relativa prepotencia-. Por ello, considero que la consulta debe empezar a la misma hora que de lunes a viernes.
El secretario asentía con tal convencimiento que corría el riesgo de hacerse un esguince cervical.
Y así se estableció... De manera que se cambió el horario de siempre y, causalmente -que no casualmente-, los problemas empezaron a surgir: que si es demasiado pronto, que si no cuadramos turnos...
En otra de sus ocurrencias, aquel directivo comentó que "no le parecía justo que si un sanitario podía dormir algo durante su guardia, esta le contase como completa"...
- ¡A fin de cuentas, ha estado durmiendo un rato! -alegó.
Su secretario se deshacía en elogios ante tanta iniciativa, por ilógica que como esta pareciese. E incluso se permitía responder groseramente desde su mal entendida autoridad, como cuando yo le advertí de que "alguna de esas ideas parecía infumable":
- Pues iros preparando, porque os vais a tragar el humo -me contestó.
El caso es que con cada una de esas decisiones, los enfrentamientos y el mal ambiente seguían aumentando entre nosotros.
De aquella vivencia aprendí que algunas personas ocupan puestos de responsabilidad para los que no están ni remotamente preparados, tomando decisiones sin medir sus consecuencias. Pero también comprendí que cuando las cosas funcionan bien no hace falta arreglarlas; porque como sabiamente recita nuestro refranero, a menudo lo mejor acaba siendo enemigo de lo bueno.
Por cierto, tras varios incidentes más, ambos gestores acabaron marchando del ambulatorio. El gerente porque aceptó ocupar un puesto aún más alto dentro de la Administración. El secretario, porque tras irse el primero quedó sin referencias, sin ídolo al que adorar... Y resulta muy difícil subsistir a solas allá donde vendiste tus principios.

jueves, 25 de octubre de 2018

En la III Feria Mundo Esotérico de Terapias Complementarias y Arte

Este próximo fin de semana, y por segundo año consecutivo, volveré a participar en uno de los eventos más simpáticos y singulares a los que he asistido: la III Feria Mundo Esotérico de Terapias Complementarias y Arte, que bajo el lema La vida es el arte del encuentro se celebrará en el Recinto Ferial del municipio leonés de Fabero. Serán tres días de consultas, espectáculos, música, exposiciones... Y por supuesto, de amigos, de libros, de cuentos.
Allí estaré yo, en el stand de Viajes mágicos, ofreciendo mi obra a quien ose conocerla... Y si no, simplemente, a vivir otra vivencia extraordinaria.

martes, 23 de octubre de 2018

Juzgar por prejuzgar

No es la primera vez que me ocurre, pero sí la última. Eran las siete menos tres minutos de la tarde de ayer, en una de las calles principales de León. Lo sé con precisión porque a en punto debía recoger a mi hijo del centro docente al que había acudido a realizar una actividad extraescolar. Iba rigurosamente en hora. De repente, un hombre salió despavorido de aquel portal:
- ¡Socorro, socorro -gritó llevándose las manos a la cabeza-... Que alguien avise a la policía, a una ambulancia!
Al verle, me acerqué a él, me identifiqué como médico y le pedí que me dijera el motivo de su angustia. Manifiestamente nervioso, comentó que a la entrada de su casa había una mujer tumbada en el suelo.
Me dirigí rápido hacia ella y procedí a una primera exploración. En efecto, estaba inconsciente, aunque respiraba, tenía pulsos periféricos y en principio no parecía sangrar. La coloqué en posición lateral de seguridad y avisé al Servicio de Emergencias del 112. Insistí en su estado de inconsciencia y de que precisaba una ambulancia con equipo médico avanzado. Quizá se tratara de lo que nosotros conocemos como código ictus. Podría ser una urgencia vital.
La policía no tardó en llegar. Al poco tiempo se acercó una enfermera ofreciéndonos su ayuda. Aquella señora seguía inconsciente. Entre tanto, noté por su vibración que mi teléfono móvil no paraba de sonar... si bien, obviamente, no lo atendí. Lo primero será siempre lo primero.
Al llegar la ambulancia, informé a su facultativo de mi actuación y colaboré en la transferencia hasta la camilla. La llevarían directamente al hospital.
Cuando quise darme cuenta, eran las siete y media. Me dirigí con presteza al centro en el que debería aguardar mi hijo. Entre medias, escuché un mensaje en mi buzón de voz. Era de su profesor, recordándome lo importante que es para todos recoger a los niños con puntualidad. Manuel pequeño esperaba en portería. Por su tono, noté que aquel docente me había juzgado; tal vez considerase mi tardanza una falta de respeto.
Ya en portería, el ordenanza me insistió en que ese no era lugar para niños y que, por favor, no volviera a llegar tan tarde. Por su lenguaje gestual, noté que también él me había juzgado; tal vez considerase mi tardanza una falta de educación.
A ninguno de los dos les ofrecí más explicaciones. Si fuera el caso, se las daré en su momento a la directora.
Porque lo importante fue que Manuel, al verme, me dio dos besos, me regaló una sonrisa inmensa y comenzó a contarme cómo había sido su día. Tan natural como siempre.
Al enfilar nuestra calle le pregunté si se había inquietado por mi retraso a la hora de recogerle, a lo que él me contestó:
- No te preocupes que te conozco, papá... Si no estabas a la hora es porque no has podido venir.
Tras esa respuesta, la sonrisa inmensa pasó a ser mía. Me encantó descubrir que mi hijo no ha adquirido todavía ese vicio tan extendido - y tan contagioso- de juzgar por prejuzgar.

lunes, 22 de octubre de 2018

Principitos en el Día de la Biblioteca

Con motivo de la celebración del Día de la Biblioteca, organizada por Bibliotecas Municipales del Ayuntamiento de León, este próximo viernes 26 de octubre a partir de las 10:30 horas, realizaré en la Biblioteca Padre Isla de la capital leonesa una sesión de cuentacuentos titulada Cuentos para Principitos. En ella relataré ante todos los niños y niñas convocados algunas de mis historias favoritas alrededor de nuestro universo -El príncipe de los ladrones, Mi moneda en tu pozo o El lobo y la luna, entre otras-, brindando un guiño especial a ese Principito del que realmente aprendí que lo esencial resulta siempre invisible a los ojos.
Todo un gusto compartir este ciclo con narradores de la relevancia de la mágica Asunción Carracedo, el ingenioso Francisco José, la salerosa Emma S. Varela, la imaginativa Mercedes G. Rojo, la sorprendente Ángeles Rodríguez o el incombustible Manolo Ferrero.

viernes, 19 de octubre de 2018

Mi amigo Javier Sachez

Otra de las cosas buenas que tiene esta afición a escribir son los amigos que vas encontrándote por el camino. Algunas son lectoras, como Julia, que seguro que de forma exagerada me comenta que jamás se acuesta sin haber leído alguno de mis cuentos.... Otros escritores, como Javier Sachez García, cuya novela Manual de pérdidas tuvo el gusto de presentarnos.
Obviamente a cada una de esas amistades le deseo lo mejor y me alegro sinceramente con sus alegrías. Por eso, será un placer para mí acompañar esta tarde a Javier Sachez en la Casa de Botines (Pza. San Marcelo 5, León) durante el acto de recogida del galardón por el VII Premio de Novela Corta Fundación Monteleón, que ha obtenido por su obra Perro ladrando a su amo.
Felicidades de corazón y, como cierta mañana nos dijo otra amiga, que no dejemos nunca de escribir.

miércoles, 17 de octubre de 2018

Un autobús con destino Madrid

Me lo acaban de comunicar. Soy finalista de un certamen literario que se fallará en Madrid el próximo seis de noviembre. Estoy contento, las musas están de mi parte. Atendiendo a sus bases no puedo ofrecer más datos, salvo que ese día estaré en la capital. Y es que de no acudir en persona y resultar ganador, el premio quedaría desierto.
Admito que últimamente cuento más que escribo. Cada vez propongo más sesiones de cuentacuentos y menos ediciones. Asumo que nuestra vida es así; se mueve por ciclos. Y aunque lleve ya dos años sin publicar nada nuevo, sé que en cualquier momento volveré a montar en ese autobús. Quizás el componer relatos como aquel por el que me han nominado sea el billete que facilite tal regreso. Aunque por ahora toca esperar. De hecho, el próximo autobús en el que suba tendrá como destino Madrid.

jueves, 11 de octubre de 2018

Desde el corazón de una provincia de cuento

Este viernes 12 de octubre, a partir de las 12:00 horas, seré el encargado de presentar en Sebúlcor (Segovia) las XVIII Jornadas del Libro Infantil, Juvenil y Más de esta entrañable localidad, de la que ya disfrutamos unos días en este último verano, coincidiendo con la entrega de aquel premio literario en el municipio vecino de Casla.
Lo haré de la única manera que creo saber hacerlo: a través de mis cuentos y mi palabra, en una disertación que lleva por título Desde el corazón de una provincia de cuento. Porque en agosto descubrí una comarca preciosa, llena de espacios de interés turístico, con arte, naturaleza -¡que nadie se pierda las Hoces del Duratón!-... Y por supuesto, muchas leyendas e historias, alguna de las cuales mañana compartiré.

miércoles, 10 de octubre de 2018

Mención Especial en el Concurso "Historias de mujeres mayores que viven solas"

Comparto en esta mañana de lluvia otra ligera sonrisa. Mi texto Los colores de Nemesia son los colores de Amalia ha recibido una Mención Especial del jurado en el Concurso de Relatos "Historias de mujeres que viven solas" -incluido en el proyecto Solas no, financiado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad- organizado por Accem ONG. Se trata de una historia real, vivida por nosotros en primera persona, con dos protagonistas de excepción: nuestra vecina de enfrente y mi pequeña Amalia.
Aun cuando no haya logrado el premio de ser convertida en cortometraje, desde hoy lanzo la idea a quien quiera recogerla para que pueda ser así.
Adjunto el enlace a mi propuesta por si os apetece leerla:
https://www.accem.es/microrrelatos/los-colores-nemesia-los-colores-amalia/

lunes, 8 de octubre de 2018

Cuentos en la Semana Mundial de la Lactancia Materna

El próximo miércoles 10 de octubre, de 16:30 a 20:30 horas, estaremos celebrando la Semana Mundial de la Lactancia Materna en las carpas montadas a tal efecto en la Plaza de las Cortes Leonesas (León). Además de la existencia de stands con diversos grupos relacionados con dicha iniciativa (como el Comité de Lactancia Materna de León o la Liga de la Leche) y la proyección de distintos audiovisuales, nuestra tarea consistirá en organizar una fiesta para niños, con mil actividades lúdicas a cargo de la empresa LUDENS. Las sesiones de cuentacuentos que se intercalarán entre ellas a lo largo de la tarde correrán de mi cuenta.

miércoles, 3 de octubre de 2018

Cuentacuentos en Octubre

En aquel primer invierno cierto colega me dijo que más que un médico que en sus ratos libres escribe, yo le parecía un escritor que en su tiempo de ocio ejerce de médico. Este último verano una amiga me aseguró algo parecido: "para mí eres más de relatos que de fonendos". Tal vez por eso, tratando de aunar ambas pasiones, me he definido siempre como un sanitario de vocación al que le entusiasma susurrar historias.
Sea como fuere, lo que sí que es cierto es que -aun reconociendo que ahora escribo menos- cada vez me llaman más para realizar ese noble arte de entretener y hacer pensar a través de la palabra.
Por todo ello, y aun cuando iré concretando los detalles conforme se vayan acercando las fechas, comparto las sesiones que a día de hoy tengo cerradas para este mes de Octubre que acabamos de estrenar:
* Miércoles, 10. Cuentacuentos en León con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia Materna.
* Viernes, 12. "Desde el corazón de una provincia de cuento", en las XVIII Jornadas del Libro de Sebúlcor (Segovia).
* Viernes, 26. "Cuentos para Principitos", en León, con motivo del Día de la Biblioteca.
* Sábado y domingo, 27 y 28. "Catorce lunas llenas", en la III Feria de Esoterismo y Terapias Complementarias de Castilla y León,  en Fabero (León).
Hay otra sesión en ciernes de la que también informaré puntualmente. Y es que por supuesto, no nos dejaremos de contar.

martes, 2 de octubre de 2018

Nuestro amigo Estanislao Nistal Villán

El año pasado viví un momento mágico al tener el honor de pronunciar el pregón de las fiestas de nuestro pueblo: Toral de los Guzmanes. En este 2018 he vivido otro entrañable al escuchar el de mi sucesor: nuestro amigo Estanislao Nistal Villán, Tanis. Doctor en Biología Molecular y Virología por la Universidad Monte de Sinai-New York, profesor de Microbiología de la Facultad de Farmacia de la Universidad CEU San Pablo y con amplia experiencia en actividades de voluntariado, Estanislao Nistal es un investigador en toda regla. Desde su humildad es uno de los científicos españoles que más sabe sobre virus. De ahí que recientemente haya sido entrevistado en el programa A hombros de gigantes de Radio Nacional de España, con motivo del primer centenario de aquella pandemia de gripe que según algunas fuentes mató a cien millones de personas. Curiosamente, en su disertación ya dio detalles de ello y de nuestra capacidad de superación.
Pero ante todo, Tanis es una gran persona. Siempre cercano, siempre afable, siempre amigo. Como afirmaría alguno de mis personajes, Uva garnacha.
Felicidades por esta trayectoria, enhorabuena por ese pregón y, como siempre decimos los cuentistas, nos seguiremos contando en nuestro querido Toral.

lunes, 1 de octubre de 2018

En el Pinar de Lillo

El Pinar de Lillo es para muchos botánicos el único pinar autóctono que existe en España. En el corazón de la montaña leonesa, en pleno parque regional de los Picos de Europa y con esa edad estimada de más de cuatro mil años, constituye una auténtica joya de la flora de nuestra península ibérica. Pinos que alcanzan el cielo -así los describió mi hijo- junto a setas gigantes para enanitos -así las describió mi hija-; un bosque virgen repleto de colores al que cierto arroyo y mil aves le ponen banda sonora.
Con el debido permiso de los responsables de Espacios Naturales de la Junta de Castilla y León, aprovechando que lució un sol maravilloso, un grupo de amigos pertenecientes a la asociación Educamor realizamos el pasado sábado una excursión entre sus parajes. Sinceramente, fue una delicia. Otro lugar de cuento que merece otro cuento. Y al igual que sucedió en aquel Bosque de los Arrayanes ubicado cerca de la argentina Bariloche -al que le dediqué un relato incluido en mi libro Siete paraguas al sol-, ya se ha puesto en marcha mi inspiración para que en breve lo tenga.

jueves, 27 de septiembre de 2018

"La Cuna del Parlamentarismo" en Sexto Continente

Ayer por la tarde Miguel Ángel de Rus, director del programa literario Sexto Continente de Radio Nacional de España, me realizó una entrevista para el mismo a propósito de mi relato En la Cuna del Parlamentarismo, incluido en la antología Castilla y León: Puerta de la Historia (MAR Editor). En ella me definí como un gran embajador tanto de mi Zaragoza natal como de este León que me acoge de una manera tan hospitalaria. Hablé de la cultura leonesa, de su gastronomía, de ese legado intangible de la Humanidad llamado filandón... Y por supuesto, de su Historia. No en vano, se ha constatado que en esta ciudad se dieron los mimbres para constituir las bases de la Democracia parlamentaria. 
Aquel martes 18 de junio del año 2013, la UNESCO reconoció tal condición, considerando los documentos relativos a los Decreta de León de 1188 el testimonio escrito más antiguo del sistema parlamentario europeo, e incluyéndolo en su selecto registro Memoria del Mundo que acoge el patrimonio histórico documental de mayor relevancia para todos los pueblos del planeta. En sus conclusiones consta de manera precisa que "reflejan un modelo de gobierno y de administración original en el marco de las instituciones españolas medievales, en las que la plebe participa por primera vez, tomando decisiones del más alto nivel, junto al rey, la Iglesia y la Nobleza, a través de representantes elegidos de pueblos y ciudades".

miércoles, 26 de septiembre de 2018

Mi yo más ecológico

De siempre he procurado ser respetuoso con el medio ambiente y transmitir esa actitud a mis hijos. Por ello desde pequeños les he enseñado a vivir en contacto con la Naturaleza, a segregar correctamente nuestra basura e incluso a convertir en un juego algo tan ecológico como retirar los residuos de una playa. 
Dicha disposición se ha contagiado también a mi literatura, como si de una manera figurada procurase eso mismo ante mis lectores. Por ello comparto estas líneas del relato titulado La batalla de la Luna -recordando aquel viaje a Auckland-, incluido en mi libro Catorce lunas llenas.

"Ciertamente, en las sociedades occidentales resulta más fácil tirar las cosas que arreglarlas. Por suerte, los ciudadanos de Nueva Zelanda han asumido ese reciclaje como una norma básica de convivencia y una forma de preservar su territorio para futuras generaciones. Por poner solo un ejemplo, se estima que por cada tonelada de papel que se recicla se ahorran dos metros cúbicos de vertedero, 140 litros de petróleo, 50.000 litros de agua, y la emisión de casi otra tonelada de dióxido de carbono, uno de los gases de efecto invernadero, causante de ese cambio climático al que se le atribuyen nueve de cada diez desastres naturales… Porque puede que tengamos otros planes, pero no tenemos ningún otro planeta. Sin olvidar la importancia del consumo responsable, pues nadie recicla mejor que quien no gasta más de lo que necesita.
Dichos habitantes saben que vivimos en un mundo en el que millones de especies comparten espacio, si bien solo una –precisamente la humana- puede destruirlo. De hecho, una de cada seis que conocemos no se las podremos enseñar a nuestros nietos más que en fotos... Saben que existe una relación directa entre el aumento global de la temperatura y esa extinción, de manera que si se mantienen los niveles de emisión de gases nocivos habrá una pérdida notoria e irreparable de tal biodiversidad… Saben que al ritmo de deforestación actual, los árboles desaparecerán de su superficie en apenas tres siglos, esto es, en unas doce generaciones… Saben que en menos de diez años los océanos estarán tan sucios que albergarán un kilo de plásticos por cada tres de pescado… Saben que esperar sentado nunca será solución, con el añadido de que el medio ambiente no distingue entre el agresor o el indiferente... Y saben que ese respeto hacia su entorno debe inculcarse desde la infancia, pues nunca podrás proteger algo que no has aprendido a amar...".

martes, 25 de septiembre de 2018

Inundados de "Fake news"

Leo a través de Facebook que cierto adolescente español acaba de ganar unas Olimpiadas Mundiales de Matemáticas, pero que no saldrá en los medios por no ser futbolista o no participar en ningún reality-show. En la foto que ilustra la noticia aparece un muchacho trajeado, con un edificio al fondo que bien podría ser una escuela. La entrada acumula cientos de "Me gusta" y decenas de comentarios elogiosos... Hasta que alguien se da cuenta de que dicho joven es en verdad un actor porno y que se trata de un fake new, un bulo en toda regla.
Esta misma mañana, un amigo ha reenviado a mi móvil un vídeo en el que supuestamente cierto alumno acosado se venga de sus compañeros de instituto añadiendo un laxante de caballo a los alimentos del comedor. Las escenas resultan tan escatológicas que parecen inverosímiles... Al investigar al respecto en la red, descubro que se trata de una grabación ficticia realizada por una Universidad para demostrar el gran alcance que tienen estas noticias falsas.
Ya metido en materia, constato también que España es el país de Europa donde más proliferan las Fake news, que más del 85% de la población no sabe reconocerlas y que muchas de ellas abordan dos ámbitos que me preocupan especialmente: el de la salud y el de los menores de edad. Por ello en demasiados dominios superan de largo a las noticias verdaderas al llegar a tener, dada su morbosidad, hasta un 70% más de probabilidades de ser replicadas.
En esta era de la información que nos toca vivir cabe la posibilidad de que acabemos muriendo de éxito. La confusión nos seduce, nos manipula. Y es que tenemos tantas novedades y tan pocos filtros que a lo que realmente estamos en riesgo es a estar completamente desinformados.

viernes, 21 de septiembre de 2018

En otro Día Mundial del Alzheimer

Desde 1994 la Organización Mundial de la Salud celebra en esta fecha el Día Mundial del Alzheimer, considerada la nueva epidemia del siglo XXI. La demencia senil tipo Alzheimer no es solo la principal causa de discapacidad en personas mayores en España, sino que también es una de las patologías que genera más gastos sociales. Aun reconociendo que existe un alto número de pacientes no declarados, se estima que cada año vienen a diagnosticarse en nuestro país unos 40.000 casos nuevos.
No puedo olvidar que mi primer trabajo, nada más salir de la facultad, fue como médico becario en una residencia para personas mayores, en la que muchos de sus usuarios padecían este mal. Allí aprendí realmente a tratarlos, a potenciar sus actitudes, a gestionar sus emociones y la de sus familias... Y allí escribí mis primeros artículos al respecto, alguno de los cuales aún puede rescatarse en Internet.
Aquella experiencia dejó también poso en mi literatura. Y así por ejemplo, en mis últimas Catorce lunas llenas, hago referencia a ella:
"En cierta ocasión traté a un anciano que padecía demencia senil. No reconocía a sus familiares, ignoraba quién era o dónde estaba, jamás fue consciente de que le hubiesen usurpado su personalidad… Se le pasaban los días sin vivirlos. Sin embargo, cada vez que oía la sirena de aquella fábrica próxima a su casa, recordaba tantas alarmas de los bombardeos durante el asedio que vivió y –escondiéndose debajo de la mesa- rompía a llorar. Definitivamente, el tiempo no lo cura todo. Ni siquiera una enfermedad tan voraz como esa consiguió nunca borrar su guerra de su memoria...".

lunes, 17 de septiembre de 2018

Finalista del III Certamen Literario de Relato Corto "Letras i Diezmo"

Los ciclos forman parte de la Vida y en estos momentos, por razones personales, estoy en una fase en la que apenas puedo escribir. No tanto por falta de ideas como por falta de tiempo.
Una amiga me decía el pasado viernes, en otra sesión de ese Cuento Cuentos Contigo en el que me tratan con tanto cariño: "llevas dos años sin publicar y te empezamos a echar de menos". Por mi parte, le tranquilice: sigo inventando cuentos, aunque suela reservarlos para esos dos pequeños llamados Manuel y Amalia a los que acuesto cada noche en su cama.
Cierto es también que, de vez en cuando, acabo enviando alguna de mis ocurrencias a algún concurso literario. Así ocurrió con la titulada Ornitorrincos en Carnaval -primer premio del VII Concurso de Cuentos de Carnaval La Colodra-, con El último sueño de Morfeo -finalista del III Certamen Literario El Baloncesto es tu palabra-... Y recientemente con Volver, finalista igualmente del III Certamen Literario de Relato Corto Letras i Diezmo. Una sorpresa agradable al verlo editado en el libro titulado Poblados despoblados, que reúne todos los textos presentados.
Y es que sin ciclos no habría Vida... Por eso estoy convencido de que cualquier día de estos empiezo de nuevo a escribir.

viernes, 14 de septiembre de 2018

Mi amigo Héctor Sánchez Ruiz

Héctor Sánchez Ruiz es un músico en toda la extensión de la palabra. Profesor de piano en el Conservatorio Profesional de Música de León, ha cursado estudios en el Conservatorio Superior de Oviedo, en el del Liceo de Barcelona, en el Sweetlinck de Ámsterdam... Ha impartido conciertos en numerosas salas de España y Europa, habiendo obtenido entre otros reconocimientos el II Premio en las Becas Nacionales de Piano "D. Pedro Massaveu y Massaveu". Colabora con el Coro de Niños Ciudad de León, es profesor de piano en los Cursos Internacionales de Música Ciudad de León y forma parte del Dúo Ecos junto a la soprano Noelia Álvarez Blanco.
Pero ante todo, Héctor es para mí un amigo en toda la extensión de la palabra. Siempre está ahí; poniendo sus acordes a mi boda, asesorándonos sobre la trayectoria musical de mi hijo, adornando con sus melodías cada presentación de mis libros... o compartiendo en familia una paella en el porche de su casa.
Mañana por la tarde, Héctor participará en otro concierto de lujo: Internationalen Clavierfestivals auf Schloss Hundisburg, en Alemania. Sé que va a hacerlo fenomenal, que volverá a emocionar al público asistente con su interpretación. Por ello, como en cada encuentro y con todo mi aprecio, mil gracias... Y por supuesto, "mucha mierda, AMIGO".

jueves, 9 de agosto de 2018

Cuentacuentos en la Semana Cultural La Colodra

Con motivo de la celebración de su XXIII Semana Grande Cultural, en Casla (Segovia), organizada por la Asociación Cultural Provincial La Colodra, el próximo martes 14 de agosto, a las 12:00 horas, representaré una de mis sesiones de cuentacuentos en la sede de dicha Asociación.
Allí compartiremos las historias del animal más rápido del mundo, del príncipe de los ladrones, del lobo y la luna... Y de paso, recibiré el premio obtenido como ganador de la última edición del VII Concurso de Cuentos de Carnaval La Colodra.

viernes, 3 de agosto de 2018

El origen de los sueños


Hace muchos, muchísimos años, allá en el corazón del Olimpo, había dos dioses enfrentados entre sí: el dios del Sueño y el dios de la Tormenta. Todos los fracasos tienen detrás una historia. Y es que, según parece, el primero socorrió a unos marineros que estaban a punto de ser engullidos por las olas que había producido el segundo. Tal hecho enfureció en exceso a este dios, hasta el punto que el del Sueño –a fin de escapar de tal enfado- decidió esconderse junto a sus hijos en una isla encantada.
- No tenemos que entrar en todas las peleas a las que nos inviten –les dijo-. Saldremos mañana en cuanto asome la Luna, aprovechando su luz y protección.
No obstante, durante el trayecto arribó un temporal de mil truenos causado por la Tormenta, que le obligaron a cambiar de rumbo y desviarse de su destino. Así, el Sueño y sus descendientes acabaron desembarcando en una isla desierta, prácticamente inhóspita, condenados al mayor de los aburrimientos.
En aquel pedazo de tierra rodeado de mar, apenas había vida, apenas había nada. A lo sumo un tumulto impuesto que turbaba cualquier silencio interior. El Sueño y los suyos comenzaron a deprimirse. No en vano, otras divinidades que habían llegado allí acabaron pereciendo de tristeza. Por ello tuvo la idea de cantar todos juntos, a sabiendas de que cualquier sentimiento acaba siendo más divertido, menos desesperante, si le pones una canción.
Mas esta vez no funcionó.
Desde el alba hasta el ocaso, la Tormenta les sometía a la tortura continua de sus huracanes. El castigo es el último recurso de quien no sabe qué hacer, y en su mayoría están mal puestos, son mal exigidos o terminan peor cumplidos. Sin embargo, en este caso, lo había impuesto con tal tesón que esos vientos solo se retiraban por la noche a descansar. En aquel pedacito de tierra, como en la vida, de hacer sufrir a hacer sufrir demasiado suele ir muy poco. Entonces, solo entonces, reinaba algo de paz en la isla, iluminada tenuemente por esa diosa Luna que procuraba adelantar su salida para que el azote pasara cuanto antes.
- Y si la Luna nos falla, se lo pediremos a una estrella fugaz –añadiría algún Anhelo, sin perder nunca la esperanza.
Durante esas horas nocturnas, el Sueño –sabiéndose seguro- permitía a sus hijos salir de su manto para que pudieran recorrer el mundo y liberarse de tanta desazón. Desde la dificultad nacen ideas maravillosas. Quizá por eso, cuenta la leyenda que cada noche –bajo el amparo cómplice de aquella Luna que nunca les falló- esos sueños deambulan libres entre nosotros, buscando personas dormidas en las que hacer volar su imaginación. Y que de nuevo, cada mañana con cada amanecer, aquellos vientos del dios de la Tormenta los traen de vuelta a la isla, encerrándoles allí.
De ahí que existan tantos tipos de soñadores, tantos empeños, tantas pesadillas… Tantos ideales a los que con frecuencia nos aferramos, tratando de no despertar jamás.
Y así se cuenta y se vuelve a repetir, esta leyenda que no tiene fin.

Nota: Cuento titulado El origen de los sueños, incluido en mi libro Catorce lunas llenas.

jueves, 26 de julio de 2018

Potato Head Jazz Band

La semana pasada se celebró en el patio del IES Juan del Enzina de León el III Festival de Jazz Cuna del Parlamentarismo. Por razones de agenda, solo pudimos asistir al primero de los conciertos programados... Aunque eso sí: lo disfrutamos muchísimo. Se trató del dado por un grupo granadino sencillamente genial: la Potato Head Jazz Band, avalada por el hecho de haber sido elegida como The most entertaining Band tras su paso por el Festival Internacional de Jazz de Birmingham. Hubo complicidad con el público, una estética cuidada, bailes al fondo, otro lleno absoluto, buen humor... Y sobre todo, el mejor jazz y swing de las primeras décadas del siglo XX. ¡Me encantó, me encantó, me encantó! Por eso, ¡lo recomiendo, lo recomiendo, lo recomiendo!
Con razón dice mi amigo MagoMigue que el nombre de Granada proviene en verdad de Gran Hada. Y es que siendo esta banda de allí, no me extraña que cree en sus conciertos un ambiente tan lleno de magia.

martes, 24 de julio de 2018

II Certamen Literario Fundación Hermanos Pesquero

En consonancia con sus objetivos de ayuda y empoderamiento de las personas mayores, la Fundación Hermanos Pesquero convoca el II Certamen Literario Fundación Hermanos Pesquero, que tengo el honor de coordinar, atendiendo a las siguientes bases:
1. Podrán participar en este certamen todas las personas mayores de 65 años, sin restricciones por nacionalidad o residencia, que así lo deseen.
2. Las obras presentadas serán de narrativa, con tema libre, en su modalidad de relato corto (hasta 10 páginas). Se valorarán tanto la calidad literaria como las dotes creativas del autor/a.
3. Las obras no deberán haber sido premiadas con anterioridad en ningún otro concurso ni estar pendientes de fallo, se presentarán en lengua castellana y serán originales e inéditas. A fin de facilitar la participación, podrán presentarse en cualquier formato, mecanografiadas o incluso escritas a mano, encabezadas por el título correspondiente. 
Las mismas se presentarán sin firma en un sobre grande y mediante seudónimo. En ese mismo sobre, se adjuntará otro sobre cerrado, donde se incluirá: a. El título de la obra. b. Los datos personales del autor/a: nombre y apellidos, dirección postal, teléfono de contacto, dirección de correo electrónico (si lo tuviera).
4. Cada autor/a podrá presentar cuantas obras estime oportunas.
5. Los originales se entregarán en mano o se remitirán por correo postal a "Dirección de Programas. Fundación Hermanos Pesquero. C/ Hilarión Eslava 31, 8º A. 28.015 Madrid". También podrán remitirse por correo electrónico, a la dirección: programas@fundacionhpesquero.org 
En este caso, se adjuntarán dos archivos: uno con la obra y otro con los datos personales del autor/a.
6. El plazo de admisión de originales comienza con la publicación de estas bases y se cerrará a las 24 horas del día 16 de septiembre de 2018.
7. El jurado estará compuesto por miembros de la Fundación Hermanos Pesquero, así como por escritores y especialistas en Literatura, designados a tales efectos. Su composición no se hará pública hasta el momento de la concesión del premio, siendo su fallo inapelable. El fallo lo comunicará la propia Fundación Hermanos Pesquero durante el mes de noviembre de 2018.
8. De entre las obras presentadas, se seleccionarán todas aquellas que el jurado considere para publicarse conjuntamente en un libro recopilatorio, a cargo de la Fundación Hermanos Pesquero, entendiéndose dicha publicación como el premio del certamen. De esta manera, todos los seleccionados serán considerados premiados en igualdad de condiciones. 
A cada autor/a seleccionado le corresponderán dos ejemplares de dicho libro.
La publicación de los relatos elegidos y la entrega de los dos ejemplares mencionados cubren los derechos de autor que pudieran corresponder a los autores de los relatos seleccionados.
9. Las obras premiadas quedarán en poder de la Fundación, que podrá utilizarlas para la promoción del premio y del libro editado. No se devolverán los originales no premiados, que serán destruidos transcurridos 15 días tras la decisión del jurado.
10. Una vez editado el libro, se procederá a su presentación en una ciudad española aún por determinar. Todos los premiados podrán asistir a la presentación, estudiando en cada caso la posibilidad de que la Fundación pueda financiar parte de los gastos de su asistencia.
11. La participación en este concurso supone la aceptación de sus bases, comprometiéndose los autores a no retirar la obra una vez enviada. En lo no especificado en las mismas, el jurado resolverá según su criterio.
Para más información: http://www.fundacionhpesquero.org

lunes, 23 de julio de 2018

Lunas en Festilánea

Este fin de semana hemos disfrutado en el precioso municipio de Boñar del festival solidario de la montaña leonesa Festilánea, organizado por Mundo Ético, una asociación sin ánimo de lucro creada con la idea de conseguir un mundo más justo, más comprometido, más crítico, más responsable y más feliz. Me enorgullece ser socio de ella y sé sobradamente de su labor tanto en España como en otros países, por lo que siempre estaré encantado de colaborar con cuantas actividades pudieran organizar.
En Festilánea hubo conciertos, talleres infantiles, chocolatada de comercio justo, mercadillo artesano, pintacaras, gymkhanas... ¡Hasta fiesta de la espuma para deleite de la chiquillería! Por todo ello fue un placer participar ayer domingo de esa fiesta ante tanto público asistente -de entre cero y más de cien años- realizando mi sesión de cuentacuentos titulada Cuentos de la Luna

martes, 17 de julio de 2018

En el Campeonato Mundial de Palíndromos

Coincidiendo con el recién terminado Mundial de Fútbol de Rusia, se ha celebrado de manera paralela otro torneo singular: el III Campeonato Mundial de Palíndromos, organizado por el Movimiento Literario Palindrómico REVER y el Club Palindromista Internacional. Palíndromos son esas frases capicúas que se leen igual de derecha a izquierda que de izquierda a derecha, consistiendo el certamen en crear una cita simétrica en castellano, de no más de 50 letras, con el tema de fondo del Mundial de Fútbol.
El objetivo principal de esta iniciativa ha sido el de apoyar y difundir el palindromismo, una afición muy minoritaria, a través del fútbol, el deporte más practicado en el mundo... Y de paso promover por un lado el estímulo de creadores y, por otro, atraer hacia los palíndromos a cuantas más personas que los desconocen y se acercan a ellos por primera vez.
El ganador de la presente edición, fallada este domingo tras la final futbolera entre Francia y Croacia, ha sido el guatemalteco Rodrigo Marroquín Rojas, con el siguiente palíndromo: "¿Eso pasó? ¿Duda? Revisaré VAR. ¡Oh, ahora verá! ¡Sí, verá dudosa pose!".
El subcampeón ha sido el argentino Pablo Nemirovsky con esta composición: "Lo goza, lo grita. Loco latir. Golazo. Gol".
A este III Campeonato Mundial de Palíndromos han optado 37 autores de los cinco continentes, con un total de 175 composiciones.
Para mí ha sido un gustazo haber participado en él con el siguiente palíndromo: "Oído el logo ruso: ser es reconocerse res, o sur... ¡o gol! Le odio". Y es que componer palíndromos es otra forma de hacer magia con las letras, combinándolas de mil formas para que tengan significado en cualquiera de sus sentidos.

viernes, 6 de julio de 2018

En el Día Internacional del Palíndromo

Cada 2 de julio se celebra el Día Internacional del Palíndromo, esas frases capicúas que se leen igual de derecha a izquierda que de izquierda a derecha. En los últimos meses he cedido a la tentación de embriagarme de este género literario, al considerarlo original, ingenioso, en muchas ocasiones divertido y especialmente creativo. Así, además de componer algunas composiciones simétricas y estar participando actualmente en la III Campeonato Mundial de Palíndromos -organizado por el Club Palindromista Internacional y el Movimiento Literario Palindrómico Rever-, he creado un personaje con esta afición que aparecerá en mi próximo libro.
Con motivo de esta celebración y con permiso de todos los demás autores, quisiera compartir el poema capicúa de un palindromista excepcional: Pere Ruiz Lozano. Alguien dijo de él que era un faquir del lenguaje, aun cuando yo -después de leerle- prefiero definirlo como un mago de las palabras... Y es que, ciertamente, de eso se trata a la hora de imaginar composiciones simétricas: de hacer magia.
A través de sus versos, y aún desde mi condición de aprendiz, me sumo a la felicitación de todos los palindromistas del mundo.

La musa, reí, da bola, 
alocada viva sola,
a lo menos ya es ramal.
La mar sea -y soné-, mola.
A losa viva da cola, 
a loba diera su mal.

jueves, 28 de junio de 2018

El Eclipse de sol

Reza una leyenda inca que al principio del principio hubo un dios llamado Viracocha que ideó el universo. Él fue quien creó la Tierra, y en ella todo cuanto contiene: las montañas, los cielos, el océano… E incluso dos astros que la iluminasen para permitir que la vida surgiera: el Sol y la Luna. Pero ocurrió que –contra todo pronóstico- ambos se enamoraron perdidamente entre sí, decidiendo vivir en secreto aquel amor tan grande que se profesaban.
Cuando el creador terminó su obra y puso a los Hombres a vivir en ella, decidió separar a aquellas dos luminarias, establecer la división entre el día y la noche, y poner al Sol a presidir el primero y a la Luna la segunda. De modo que ambos amantes permanecerían alejados, con el único consuelo de coincidir a escondidas en algún amanecer.
El Sol llevó aquella separación con relativa fortaleza, brillando esplendoroso durante cada minuto de su jornada.
Te quiero con locura –declaró a su prometida-. Quizá por eso, lo más cuerdo sea dejarlo.
Por el contrario, la Luna se entristeció tanto que su luz quedó muy débil, debiendo retirarse cada poco a llorar desconsolada en su guarida –por ello apenas luce en las noches de Luna nueva-. La emoción es lo que nos atrapa en un momento; el sentimiento, lo que nos queda después.
El dios Viracocha, conmovido por su llanto, decidió hacerle un regalo a esa Luna para que –además de devolverle la alegría- le ayudase a iluminar las noches. Y así creó las estrellas, que a modo de bombillas en el cielo le harían también compañía.
Pero la Luna seguía estando triste, demasiado triste.
Mientras tanto, el Sol brillaba y brillaba cada vez con más fuerza, tratando de que sus rayos se colaran por algún ocaso y pudieran abrazar a su amada. La razón mueve, pero el sentimiento empuja… si bien, a pesar de los intentos, jamás logró alcanzar ese objetivo.
Al enterarse el dios Viracocha por una estrella confidente de lo que estaba ocurriendo, se sobrecogió. Nunca creyó que el amor –o el desamor o cualquier otro sentimiento- tuviera tanta fuerza. Por eso, en un arrebato de bondad, decidió crear en el universo un momento único en el que ambos astros estuvieran juntos… Y a ese momento le llamó Eclipse de sol .
Desde entonces, Sol y Luna brillan ilusionados en sus días y sus noches, a la espera de ese instante exclusivo en el que –alineados sobre el firmamento, vestidos de rojo- se puedan volver a unir. Y desde entonces también, los Hombres que habitan el mundo, como testigos callados de aquel enlace, aguardan con impaciencia ese mágico acontecimiento que se ha convertido en un símbolo para todos los enamorados.
Amor no es solo decir “te quiero”; es básicamente demostrarlo. Y resulta tan grande la emoción transformada en luz que de ese encuentro se desprende, que no hay ojos capaces de resistirlo sin protección. ¡Será que incluso el Sol y la Luna necesitan un poco de intimidad!
Y aquí acaba esta leyenda… Quien quiera que la repita, que me lo diga y atienda.

Nota: Cuento titulado El Eclipse de sol, versión de una leyenda inca, incluido en mi libro Catorce lunas llenas.