lunes, 15 de mayo de 2017

Lunas en la Feria de León

Este próximo miércoles 17 de mayo, a las 12:00, escenificaré una sesión de cuentacuentos sobre mi obra Catorce lunas llenas, organizada con motivo de la Feria del Libro por Bibliotecas Municipales de León. La actividad se desarrollará en el Salón de los Reyes del Ayuntamiento leonés -ubicado en la plaza San Marcelo- e irá dirigida a alumnos de primero y segundo de Primaria. En ella compartiremos historias que alguien me contó en algún lugar de nuestro mundo, a propósito o no de nuestra querida Luna.

viernes, 12 de mayo de 2017

Entre el cuento y la ilustración

El próximo miércoles 17 de mayo, de 9:00 a 9:45 horas para los alumnos de primero a tercero de primaria, y de 9:45 a 10:30 horas para los de cuarto a sexto, participaré con mi amigo y dibujante Lolo en un taller para alumnos del CEIP Antonio González de Lama, de León, a propósito del cuento y su ilustración. En la primera sesión trabajaremos nuestro relato La risa entrecortada de las hienas, incluido en el libro solidario Cinco cuentos en tu mano, editado por la Fundación JuanSoñador. En la segunda, nuestra obra Catorce lunas llenas, con la que obtuvimos en su día el primer premio del Certamen Literario Carta Puebla, en su modalidad de libro de cuentos.
En ambas abordaremos el proceso de creación literaria y cómo después, a través del dibujo, un ilustrador hace bueno ese dicho de que toda imagen vale más que mil palabras.

miércoles, 10 de mayo de 2017

Después de Valladolid

Fue una tarde entrañable en la Feria del Libro de Valladolid, con buen tiempo, muchas firmas, muchísimo público, decenas de amigos... Un auténtico placer haber compartido espacio este sábado por la tarde con autores de la categoría de Margarita Wanceulen, Manuel Martínez o Miguel Ángel de Rus -además de Vera-, en su doble condición de editor y novelista... Una satisfacción presentar a mis personajes a tantos nuevos lectores, uno de los cuales ya me ha anticipado vía email que la historia de Benito Expósito Expósito en Mi planeta de chocolate merecería una segunda parte.
Estamos invitados para volver este próximo fin de semana, aunque hasta última hora no sabremos si será posible. En cualquiera de los casos, mil gracias a todos por permitir esa hermosa licencia de que me sienta escritor.

miércoles, 3 de mayo de 2017

En la Feria del Libro de Valladolid

Este próximo sábado seis de mayo, en horario de tarde (desde las seis hasta que nos cierren), estaré en el stand que Ediciones Irreverentes y MAR Editor han dispuesto en la Feria del Libro de Valladolid, ubicada en su Plaza Mayor. Me acompañarán un montón de buenos escritores y todos los actores de mis historias: desde Benito Expósito Expósito (el pequeño protagonista de Mi planeta de chocolate), hasta esos enamorados que dan forma a mi relato El sillón del Diablo, recogido precisamente en esa antología titulada Valladolid.
Si bien en esta ocasión no realizaré ninguna sesión de cuentacuentos, estaré encantado de compartir un ratico con cuantos puedan pasarse.

jueves, 27 de abril de 2017

Nuestro cerebro...

Nuestro cerebro es una caja mágica impresionante. En ella habitan las neuronas espejo, responsables de que cuando alguien bosteza, nosotros bostecemos a continuación; o de que si un día te compras un coche rojo, empieces a ver demasiados coches rojos... Hay neuronas sensitivas, que nos mantienen en contacto con el mundo exterior. Gracias a ellas, sentimos… Están las neuronas memoria, que se comportan como un archivo incompleto que llenamos a base de ficciones. Después del fogonazo de una vivencia intensa quedan las brasas de su evocación. Muchas de ellas ni siquiera sucedieron. El cerebro tiende siempre a completar la información, a ordenar lo desordenado y a eliminar cuanto sobra, a fin de protegernos de lo que realmente ocurrió; es almíbar, que conserva y endulza lo vivido. De ese pozo de recuerdos fluirá la fuente de nuestra experiencia… Y existen otras neuronas influidas por hormonas, que son responsables de nuestros sentimientos. De hecho, algunos científicos opinan que estos no competen al corazón sino al cerebro, pues muchas emociones son una simple cuestión de química. Eso explicaría que en un principio la alcoba carezca de leyes, si bien luego sus pasiones –al igual que los neurotransmisores que las regulan- mueran por agotamiento. Lo que antes me hacía gracia, ahora me molesta; lo que antes no me importaba, ahora me irrita. Más fácil morir por ti que vivir contigo.
Nuestro cerebro, sin embargo, está lleno de reparos. Siempre hay un poquito más en cada ¡es suficiente!, algún llego tardísimo en ese ¡ya estoy!, un lo compraré otro día en cualquier ¡demasiado caro!, un vete si quieres en cada ¡quédate! En esta misma línea, la gente no va al gimnasio a hacer pesas, sino relaciones… La mayoría se casa cuando llega la edad, no cuando llega el momento… La titulitis –esa obsesión por acumular diplomas que realmente no facultan para nada- se encuentra a la orden del día… Si en tiempos de crisis no tienes problemas económicos, parece que no tienes problemas… Y antes, cuando salías de viaje, no podías olvidarte la maleta; ahora, el cargador del móvil.

PD.: Párrafo incluido en mi libro de cuentos Catorce lunas llenas.

martes, 25 de abril de 2017

Mi fila de récord

Fue otro Día del Libro de lo más especial, por lo que reitero a Librería Albareda mi agradecimiento por permitir que lo viviera. En Zaragoza hubo un sol extraordinario -dicen que el mismísimo San Jorge se encarga de que así sea-, muchos lectores, muchísimo público. Ha sido la mejor celebración de esta década,  habiéndose superado todos los récords: de ventas, de stands, de asistencia, de sonrisas...
A mi cita acudieron decenas de amigos. Ciertamente, me alegraron la jornada: estuvo Ana -de las más madrugadoras- con su fotografía dedicada a Mi planeta de chocolate... Javi, con quien compartí tantísima infancia... los compis del instituto, alguno de la carrera... Nuria, con sus Catorce lunas llenas, a pesar de las circunstancias... Lo único que siento -y lo siento de corazón- es que, entre tanta afluencia, no pudiera dedicar a cada cual el tiempo que realmente merecía.
Pese a ello o precisamente por ello, en esta edición he firmado menos ejemplares que en otras anteriores. Tampoco eso ahora importa demasiado. Mi récord nunca estuvo allí, sino en la fila de amistades que tenía. En eso, sin duda, siempre fui de los primeros.

viernes, 21 de abril de 2017

Camino de Zaragoza

Estamos preparados. Partimos desde León en una hora. Este próximo fin de semana celebraremos el Día del Libro en Zaragoza. El sábado, durante una reunión con la familia... El domingo, en el stand de Librería Albareda, ubicado en su Paseo de Independencia. Anuncian buen tiempo. En mi equipaje no falta esa libreta en la que apunto cada inspiración... ni aquel paraguas naranja que acostumbra a acompañarme... ni ese cartel que me anuncia, sobre la imagen de mi última obra, Catorce lunas llenas: "Busque, compare, y si encuentra un libro de cuentos mejor... ¡Léalo!".
Nos veamos o no, nos seguiremos contando.
¡Feliz Día del Libro!