viernes, 21 de septiembre de 2018

En otro Día Mundial del Alzheimer

Desde 1994 la Organización Mundial de la Salud celebra en esta fecha el Día Mundial del Alzheimer, considerada la nueva epidemia del siglo XXI. La demencia senil tipo Alzheimer no es solo la principal causa de discapacidad en personas mayores en España, sino que también es una de las patologías que genera más gastos sociales. Aun reconociendo que existe un alto número de pacientes no declarados, se estima que cada año vienen a diagnosticarse en nuestro país unos 40.000 casos nuevos.
No puedo olvidar que mi primer trabajo, nada más salir de la facultad, fue como médico becario en una residencia para personas mayores, en la que muchos de sus usuarios padecían este mal. Allí aprendí realmente a tratarlos, a potenciar sus actitudes, a gestionar sus emociones y la de sus familias... Y allí escribí mis primeros artículos al respecto, alguno de los cuales aún puede rescatarse en Internet.
Aquella experiencia dejó también poso en mi literatura. Y así por ejemplo, en mis últimas Catorce lunas llenas, hago referencia a ella:
"En cierta ocasión traté a un anciano que padecía demencia senil. No reconocía a sus familiares, ignoraba quién era o dónde estaba, jamás fue consciente de que le hubiesen usurpado su personalidad… Se le pasaban los días sin vivirlos. Sin embargo, cada vez que oía la sirena de aquella fábrica próxima a su casa, recordaba tantas alarmas de los bombardeos durante el asedio que vivió y –escondiéndose debajo de la mesa- rompía a llorar. Definitivamente, el tiempo no lo cura todo. Ni siquiera una enfermedad tan voraz como esa consiguió nunca borrar su guerra de su memoria...".

lunes, 17 de septiembre de 2018

Finalista del III Certamen Literario de Relato Corto "Letras i Diezmo"

Los ciclos forman parte de la Vida y en estos momentos, por razones personales, estoy en una fase en la que apenas puedo escribir. No tanto por falta de ideas como por falta de tiempo.
Una amiga me decía el pasado viernes, en otra sesión de ese Cuento Cuentos Contigo en el que me tratan con tanto cariño: "llevas dos años sin publicar y te empezamos a echar de menos". Por mi parte, le tranquilice: sigo inventando cuentos, aunque suela reservarlos para esos dos pequeños llamados Manuel y Amalia a los que acuesto cada noche en su cama.
Cierto es también que, de vez en cuando, acabo enviando alguna de mis ocurrencias a algún concurso literario. Así ocurrió con la titulada Ornitorrincos en Carnaval -primer premio del VII Concurso de Cuentos de Carnaval La Colodra-, con El último sueño de Morfeo -finalista del III Certamen Literario El Baloncesto es tu palabra-... Y recientemente con Volver, finalista igualmente del III Certamen Literario de Relato Corto Letras i Diezmo. Una sorpresa agradable al verlo editado en el libro titulado Poblados despoblados, que reúne todos los textos presentados.
Y es que sin ciclos no habría Vida... Por eso estoy convencido de que cualquier día de estos empiezo de nuevo a escribir.

viernes, 14 de septiembre de 2018

Mi amigo Héctor Sánchez Ruiz

Héctor Sánchez Ruiz es un músico en toda la extensión de la palabra. Profesor de piano en el Conservatorio Profesional de Música de León, ha cursado estudios en el Conservatorio Superior de Oviedo, en el del Liceo de Barcelona, en el Sweetlinck de Ámsterdam... Ha impartido conciertos en numerosas salas de España y Europa, habiendo obtenido entre otros reconocimientos el II Premio en las Becas Nacionales de Piano "D. Pedro Massaveu y Massaveu". Colabora con el Coro de Niños Ciudad de León, es profesor de piano en los Cursos Internacionales de Música Ciudad de León y forma parte del Dúo Ecos junto a la soprano Noelia Álvarez Blanco.
Pero ante todo, Héctor es para mí un amigo en toda la extensión de la palabra. Siempre está ahí; poniendo sus acordes a mi boda, asesorándonos sobre la trayectoria musical de mi hijo, adornando con sus melodías cada presentación de mis libros... o compartiendo en familia una paella en el porche de su casa.
Mañana por la tarde, Héctor participará en otro concierto de lujo: Internationalen Clavierfestivals auf Schloss Hundisburg, en Alemania. Sé que va a hacerlo fenomenal, que volverá a emocionar al público asistente con su interpretación. Por ello, como en cada encuentro y con todo mi aprecio, mil gracias... Y por supuesto, "mucha mierda, AMIGO".

jueves, 9 de agosto de 2018

Cuentacuentos en la Semana Cultural La Colodra

Con motivo de la celebración de su XXIII Semana Grande Cultural, en Casla (Segovia), organizada por la Asociación Cultural Provincial La Colodra, el próximo martes 14 de agosto, a las 12:00 horas, representaré una de mis sesiones de cuentacuentos en la sede de dicha Asociación.
Allí compartiremos las historias del animal más rápido del mundo, del príncipe de los ladrones, del lobo y la luna... Y de paso, recibiré el premio obtenido como ganador de la última edición del VII Concurso de Cuentos de Carnaval La Colodra.

viernes, 3 de agosto de 2018

El origen de los sueños


Hace muchos, muchísimos años, allá en el corazón del Olimpo, había dos dioses enfrentados entre sí: el dios del Sueño y el dios de la Tormenta. Todos los fracasos tienen detrás una historia. Y es que, según parece, el primero socorrió a unos marineros que estaban a punto de ser engullidos por las olas que había producido el segundo. Tal hecho enfureció en exceso a este dios, hasta el punto que el del Sueño –a fin de escapar de tal enfado- decidió esconderse junto a sus hijos en una isla encantada.
- No tenemos que entrar en todas las peleas a las que nos inviten –les dijo-. Saldremos mañana en cuanto asome la Luna, aprovechando su luz y protección.
No obstante, durante el trayecto arribó un temporal de mil truenos causado por la Tormenta, que le obligaron a cambiar de rumbo y desviarse de su destino. Así, el Sueño y sus descendientes acabaron desembarcando en una isla desierta, prácticamente inhóspita, condenados al mayor de los aburrimientos.
En aquel pedazo de tierra rodeado de mar, apenas había vida, apenas había nada. A lo sumo un tumulto impuesto que turbaba cualquier silencio interior. El Sueño y los suyos comenzaron a deprimirse. No en vano, otras divinidades que habían llegado allí acabaron pereciendo de tristeza. Por ello tuvo la idea de cantar todos juntos, a sabiendas de que cualquier sentimiento acaba siendo más divertido, menos desesperante, si le pones una canción.
Mas esta vez no funcionó.
Desde el alba hasta el ocaso, la Tormenta les sometía a la tortura continua de sus huracanes. El castigo es el último recurso de quien no sabe qué hacer, y en su mayoría están mal puestos, son mal exigidos o terminan peor cumplidos. Sin embargo, en este caso, lo había impuesto con tal tesón que esos vientos solo se retiraban por la noche a descansar. En aquel pedacito de tierra, como en la vida, de hacer sufrir a hacer sufrir demasiado suele ir muy poco. Entonces, solo entonces, reinaba algo de paz en la isla, iluminada tenuemente por esa diosa Luna que procuraba adelantar su salida para que el azote pasara cuanto antes.
- Y si la Luna nos falla, se lo pediremos a una estrella fugaz –añadiría algún Anhelo, sin perder nunca la esperanza.
Durante esas horas nocturnas, el Sueño –sabiéndose seguro- permitía a sus hijos salir de su manto para que pudieran recorrer el mundo y liberarse de tanta desazón. Desde la dificultad nacen ideas maravillosas. Quizá por eso, cuenta la leyenda que cada noche –bajo el amparo cómplice de aquella Luna que nunca les falló- esos sueños deambulan libres entre nosotros, buscando personas dormidas en las que hacer volar su imaginación. Y que de nuevo, cada mañana con cada amanecer, aquellos vientos del dios de la Tormenta los traen de vuelta a la isla, encerrándoles allí.
De ahí que existan tantos tipos de soñadores, tantos empeños, tantas pesadillas… Tantos ideales a los que con frecuencia nos aferramos, tratando de no despertar jamás.
Y así se cuenta y se vuelve a repetir, esta leyenda que no tiene fin.

Nota: Cuento titulado El origen de los sueños, incluido en mi libro Catorce lunas llenas.

jueves, 26 de julio de 2018

Potato Head Jazz Band

La semana pasada se celebró en el patio del IES Juan del Enzina de León el III Festival de Jazz Cuna del Parlamentarismo. Por razones de agenda, solo pudimos asistir al primero de los conciertos programados... Aunque eso sí: lo disfrutamos muchísimo. Se trató del dado por un grupo granadino sencillamente genial: la Potato Head Jazz Band, avalada por el hecho de haber sido elegida como The most entertaining Band tras su paso por el Festival Internacional de Jazz de Birmingham. Hubo complicidad con el público, una estética cuidada, bailes al fondo, otro lleno absoluto, buen humor... Y sobre todo, el mejor jazz y swing de las primeras décadas del siglo XX. ¡Me encantó, me encantó, me encantó! Por eso, ¡lo recomiendo, lo recomiendo, lo recomiendo!
Con razón dice mi amigo MagoMigue que el nombre de Granada proviene en verdad de Gran Hada. Y es que siendo esta banda de allí, no me extraña que cree en sus conciertos un ambiente tan lleno de magia.

martes, 24 de julio de 2018

II Certamen Literario Fundación Hermanos Pesquero

En consonancia con sus objetivos de ayuda y empoderamiento de las personas mayores, la Fundación Hermanos Pesquero convoca el II Certamen Literario Fundación Hermanos Pesquero, que tengo el honor de coordinar, atendiendo a las siguientes bases:
1. Podrán participar en este certamen todas las personas mayores de 65 años, sin restricciones por nacionalidad o residencia, que así lo deseen.
2. Las obras presentadas serán de narrativa, con tema libre, en su modalidad de relato corto (hasta 10 páginas). Se valorarán tanto la calidad literaria como las dotes creativas del autor/a.
3. Las obras no deberán haber sido premiadas con anterioridad en ningún otro concurso ni estar pendientes de fallo, se presentarán en lengua castellana y serán originales e inéditas. A fin de facilitar la participación, podrán presentarse en cualquier formato, mecanografiadas o incluso escritas a mano, encabezadas por el título correspondiente. 
Las mismas se presentarán sin firma en un sobre grande y mediante seudónimo. En ese mismo sobre, se adjuntará otro sobre cerrado, donde se incluirá: a. El título de la obra. b. Los datos personales del autor/a: nombre y apellidos, dirección postal, teléfono de contacto, dirección de correo electrónico (si lo tuviera).
4. Cada autor/a podrá presentar cuantas obras estime oportunas.
5. Los originales se entregarán en mano o se remitirán por correo postal a "Dirección de Programas. Fundación Hermanos Pesquero. C/ Hilarión Eslava 31, 8º A. 28.015 Madrid". También podrán remitirse por correo electrónico, a la dirección: programas@fundacionhpesquero.org 
En este caso, se adjuntarán dos archivos: uno con la obra y otro con los datos personales del autor/a.
6. El plazo de admisión de originales comienza con la publicación de estas bases y se cerrará a las 24 horas del día 16 de septiembre de 2018.
7. El jurado estará compuesto por miembros de la Fundación Hermanos Pesquero, así como por escritores y especialistas en Literatura, designados a tales efectos. Su composición no se hará pública hasta el momento de la concesión del premio, siendo su fallo inapelable. El fallo lo comunicará la propia Fundación Hermanos Pesquero durante el mes de noviembre de 2018.
8. De entre las obras presentadas, se seleccionarán todas aquellas que el jurado considere para publicarse conjuntamente en un libro recopilatorio, a cargo de la Fundación Hermanos Pesquero, entendiéndose dicha publicación como el premio del certamen. De esta manera, todos los seleccionados serán considerados premiados en igualdad de condiciones. 
A cada autor/a seleccionado le corresponderán dos ejemplares de dicho libro.
La publicación de los relatos elegidos y la entrega de los dos ejemplares mencionados cubren los derechos de autor que pudieran corresponder a los autores de los relatos seleccionados.
9. Las obras premiadas quedarán en poder de la Fundación, que podrá utilizarlas para la promoción del premio y del libro editado. No se devolverán los originales no premiados, que serán destruidos transcurridos 15 días tras la decisión del jurado.
10. Una vez editado el libro, se procederá a su presentación en una ciudad española aún por determinar. Todos los premiados podrán asistir a la presentación, estudiando en cada caso la posibilidad de que la Fundación pueda financiar parte de los gastos de su asistencia.
11. La participación en este concurso supone la aceptación de sus bases, comprometiéndose los autores a no retirar la obra una vez enviada. En lo no especificado en las mismas, el jurado resolverá según su criterio.
Para más información: http://www.fundacionhpesquero.org