lunes, 10 de noviembre de 2008

Y mi tío Gonzalo

No quisiera cerrar este repaso a los "cuentistas" de mi familia sin nombrar al tío Gonzalo, mi padrino. De su voz aprendí todos, absolutamente todos los cuentos infantiles, se hubieran o no inventado. Saqué billete en los viajes de Gulliver, compartí desayuno con la familia de Pulgarcito, buceé entre corales junto a la Sirenita y aprendí, colorín colorado, que sólo al final de la historia sabremos cómo termina.
Cierta tarde de invierno (recuerdo que era invierno porque hacía mucho frío) pregunté a mi tío por la principal diferencia entre las personas y los animales.
- Eso depende de a quién se lo plantees -contestó frunciendo su entrecejo-. Un cocinero siempre responderá que los animales no hacen ningún guiso. Un pintor, que son incapaces de dibujar sobre el lienzo. Un matemático, que no saben sumar... Pero si le preguntas a un cuentista como yo, te dirá la verdad: nosotros contamos mejor los cuentos.
¡Qué cierto!; porque mi tío los narraba de maravilla.
Por eso, lo confieso: creo y creeré en el cuento. Un género para todos que, como sostiene Jorge Bucay, “duerme a los niños y despierta a los adultos”. Creo en ellos, con o sin moraleja, pero siempre reflexivos. Con amor y con humor. Para leer y releer, para encontrar sin buscar. Para los que leen mucho y quienes leen poco. Para los que leen a cualquier hora o reservan su lectura a la antesala de tantos sueños.
Y cuando mi editor defiende que una novela es más importante que un cuento, ya no le creo. Como afirma Abelardo Castillo, he descubierto que sólo es más larga.

2 comentarios:

Clara Isabel García Cantero dijo...

¡¡Hola!!

Soy Clara de nuevo.

Esta entrada me ha gustado mucho, mas si cabe que ninguna de las anteriores, y tiene su explicación.

Yo también tube un tio, llamado Gonzalo (por desgracias hace algo mas de 3 años que no está con nosotros), que no era cuentista, sino zapatero. También era mi padrino, y también me enseñó muchas cosas, por eso guardo muy buen recuerdo de él.

pues nada, me despido, no sin decirle que gracias a leer su blog me he animado y he comenzado uno mio.

https://claragarciacantero.blogspot.com

Me gustaria que se pasara, a ver que le parece, porque aunque se que no compartimos estilo, podria darme su opinión.

Un saludo

Manuel Cortés Blanco dijo...

Hola Clara:

Mil gracias por tus comentarios y ¡qué casualidad lo del nombre de nuestros padrinos! Seguro que también disfrutaste un montón con él.
Me alegra mucho que te guste mi blog y me parece genial que hayas abierto el tuyo. Es una forma ideal (y cada vez más necesaria) para dar a conocer lo que hacemos, con independencia de nuestro público o nuestro estilo.
De hecho, nos seguiremos leyendoen ellos.
Otro saludo para ti.

Manuel.