sábado, 3 de julio de 2010

La caja mágica

Hoy quiero compartir con vosotros una noticia extraída del blog de mi amiga (y excelente escritora) Mercedes Pinto. Dentro de unas semanas, cuando concluyan los dichosos trámites administrativos, verá la luz un cuento ilustrado por Olga de Castro y escrito por ella, que me parece lleno de encanto. Se titula La caja mágica. Está impulsado desde la Fundación Carlos Haya y todos sus derechos irán cedidos a un hospital infantil de Malí y a la Ciudad de los Muchachos de Málaga. Para más información podéis acceder al enlace a su página web que se adjunta en los “enlaces de amigos” de este blog.
En mi caso, he contribuido redactando la reseña de su contraportada que os dejo a continuación. Felicidades Mercedes por una iniciativa tan bonita, mucha suerte con ella y mil gracias por hacerme partícipe de la misma.

Ocurrió en Benin, uno de los países más pobres de África. Allí, trabajando como médico en una campaña de vacunación, conocí a Seyyid, un chiquillo de once, doce o a lo más trece años que había ejercido de niño soldado. Reclutado por la fuerza junto a otros chavales de su tribu, fue obligado a combatir a pesar de su corta edad. Nunca olvidaré tanta inocencia en una mirada, la ingenuidad de su sonrisa… pero tampoco sus miedos, las pesadillas, aquella infancia robada entre odios y fusiles.
Ocurrió en Málaga, una de las ciudades más bonitas del sur de Europa. Allí, una escritora llamada Mercedes Pinto escribió su relato “La caja mágica” contándonos la historia de Víctor y Sebastián. Un cuento sencillo repleto de valores en el que uno de sus protagonistas es otro niño soldado. Un alegato a favor de la justicia, de esos buenos deseos, de la amistad. Un relato entrañable para pequeños y no tan pequeños que seguimos creyendo en la solidaridad. Y es que, como acabara aprendiendo de cualquier lugar del mundo, este valor no sólo consiste en dar; es también devolver.

6 comentarios:

Airama dijo...

Muy dura la realidad de estos niños. También las pesadillas que sufren.
Felicidades!
Buen fin de semana!
un abrazo

Manuel Cortés Blanco dijo...

En efecto, Airama, así es. La Organización "Save the Children" estima que actualmente entre 300.000 y 500.000 menores combaten en conflictos armados, haciendo de ese reclutamiento un reto para la comunidad internacional.
Mil gracias por tu felicitación, otro abrazo y buen finde también para ti.

Mercedes dijo...

Querido Manuel, muchas gracias por haber dedicado esta entrada a una de mis humildes obras, ya sabes que "La caja mágica" es especial para mí, porque por primera vez puedo hacer algo por aliviar el sufrimiento de personas que no conozco. Espero que cuando salga en septiembre tenga una buena acogida.
¿Y el pequeñín?
Un abrazo muy fuerte.

Manuel Cortés Blanco dijo...

Hola nuevamente, Mercedes:
Gracias a ti por permitirme participar en un proyecto tan mágico. Le deseo lo mejor (de hecho estoy convencido de que irá fenomenal).
Y en cuanto al pequeñín, creciendo, aprendiendo y dejando dormir poco... aunque estamos encantados con él.
Un abrazo grande.

olga de castro dijo...

Gracias por nombrarme en tu blog.
Es estupendo poder colaborar para este motivo y me siento agradecida.
Un saludo Olga

Manuel Cortés Blanco dijo...

Gracias a ti, Olga. Además faltó que dijera que tus dibujos son otro encanto.
Felicidades también por poner imágenes y color a una iniciativa así.
Mil sonrisas.