domingo, 19 de septiembre de 2010

Hasta siempre, Labordeta

Había asistido antes a varios de sus conciertos, leído algunas de sus obras (la última, los Cuentos de San Cayetano de Editorial Xordica), disfrutado con esa serie de televisión que tan humanamente dirigiera (Un país en la mochila). Compartimos saludo en aquella Feria del Libro y una charla hace un año con motivo de las Jornadas Literarias “¡Qué te cuento!” celebradas en el Ámbito Cultural de El Corte Inglés, en Zaragoza. Allí, como presentador de las mismas, tuve el gusto de coordinar su presencia en el acto (a lo que accedió sin poner ningún problema) y compartir junto al público asistente la lectura de uno de esos relatos suyos tan cargados de humor, sentido crítico y realidad.
Hoy nos ha dejado José Antonio Labordeta, a quien el historiador Manuel Tuñón de Lara describiera como un "aragonés de cuerpo entero, con rotunda conciencia de serlo, cantor y poeta, referente moral y sólido valor de la cultura española de nuestros días". Sin embargo nos queda su legado, tantos libros, tantas reflexiones, aquellas canciones y ese Canto a la Libertad que entonamos por última vez al son de su guitarra en el inicio de las pasadas fiestas del Pilar, cuando ejerció de pregonero.
Hombre polifacético reconocido en el mundo de la Cultura, profesor, cantautor de verbo pujante, escritor, político, trovador, persona... Hasta siempre, Labordeta.

3 comentarios:

Manuel Cortés Blanco dijo...

Un mes inútil
invade las ventanas
de una larga y suave melancolía.
Escucho a una pianista
interpretar un nocturno
y la larga ausencia de los que se fueron
me atenaza la boca
y las lágrimas del olvido.
No es bueno en este mes,
febrero lento,
asomarse al vacio de los dias pasados.
y en esta tarde, melancólica y suave,
con Chopin en mi pequeño
aparato de música entender:
La vida es lo mas bello que tienen
nuestras vidas.
(José Antonio Labordeta)

Mercedes dijo...

Nunca seguí con demasiado interés cegadora estela cultural que dejaba a su paso. Lo siento, me doy cuenta de que me estaba perdiendo mucho. Menos mal que las personas como él dejan un legado eterno y siempre es un buen momento para conocerlas.
Descanse en paz.
¿Que ta todo? ¿Y el pequeño príncipe? ¿Nos veremos en las Las Jornadas literarias de Madrid la semana que viene?
Un abrazo.

Manuel Cortés Blanco dijo...

Hola Mercedes:
Me alegra leerte de nuevo y que hayas conocido a través mío algo más de José Antonio Labordeta. Una persona con la que podrías estar o no de acuerdo, pero que tenía un carisma único (como lo demuestran los homenajes improvisados y esos miles de personas que guardaban fila para darle el último adiós) y un amplísimo bagaje cultural.
En cuanto a mí, decirte que por fin hemos vuelto a casa con nuestro Principito, cada día más guapo y sonriente. Este fin de semana lo conocerás en Madrid. Hablamos antes, ¿vale?
Mil sonrisas.