viernes, 10 de julio de 2015

Mis vacaciones gallegas

Lo he defendido desde niño: las vacaciones son siempre merecidas, siempre necesarias. Y hoy, preparando la maleta para pasar unos días de descanso en nuestra querida Galicia, hago esta frase más mía que nunca.
El fin de semana tendrá un matiz lúdico-literario, disfrutando en Ribadeo de su fiesta Ribadeo Indiano; ese homenaje a tantas personas que por distintos motivos tuvieron que emigrar. Allí contaré mis cuentos, firmaré ejemplares de mis novelas Mi planeta de chocolate y Siete paraguas al sol -como puede verse en la foto, en el stand de Librería Vivín lo tienen todo preparado- y, por supuesto, sacaremos tiempo para degustar los atractivos de un lugar tan bonito.
A partir del lunes y por el resto de la semana, el carácter será más familiar, con estancias en Vigo -incluyendo una visita a sus islas Cíes-, Sanxenxo y algún que otro rincón perdido.
Quizá hasta el día 20 no vaya a estar por aquí, pero eso sí: nos seguiremos contando a la vuelta.

3 comentarios:

Ana Luna dijo...

¡FELICES VACACIONES!

Cristina dijo...

Pásalo en grande Manuel que viene muy bien recargar pilas.Yo también soy una enamorada de Galicia y me gustaría mucho poder ir en agosto. En Ribadeo visita la playa de las catedrales. Felices vacaciones también para los niños y la mama!

Manuel Cortés Blanco dijo...

Hola Ana, hola Cristina:
Aunque sea con retraso, mil gracias por vuestros mensajes y tantos buenos deseos. La verdad es que lo hemos pasado muy bien, con el añadido de que el tiempo nos ha acompañado. Recomiendo expresamente la fiesta del Ribadeo Indiano... Y sí, cerquita de allí, visitamos la playa de las Catedrales.
Nos seguiremos leyendo. Mil sonrisas.