jueves, 18 de marzo de 2010

Advertencias de un escritor

Gabriel García Márquez. Desde siempre, incluso antes de leer en cien días sus Cien años de soledad, ha sido uno de mis escritores favoritos. Recuerdo cuando a principios de los ochenta, siendo yo un adolescente que redactaba un trabajo sobre él para la clase de Literatura, supe que había ganado el premio Nobel. "Por sus novelas e historias cortas, en las que lo fantástico y lo real son combinados en un tranquilo mundo de rica imaginación, reflejando la vida y los conflictos de un continente". Así lo detallaba el acta del jurado. Fue toda una alegría.
Con su obra me aficioné a la lectura y aprendí algunos secretos a la hora de escribir como los que el propio García Márquez nos enumera. Tomo de ellos buena nota.

1. Una cosa es una historia larga, y otra, una historia alargada.
2. El final de un reportaje hay que escribirlo cuando vas por la mitad.
3. El autor recuerda más cómo termina un artículo que cómo empieza.
4. Es más fácil atrapar un conejo que un lector
5. Hay que empezar con la voluntad de que aquello que escribimos va a ser lo mejor que se ha escrito nunca, porque luego siempre queda algo de esa voluntad.
6. Cuando uno se aburre escribiendo el lector se aburre leyendo.
7. No debemos obligar al lector a leer una frase de nuevo.

7 comentarios:

Mercedes dijo...

Me gusta este autor, y a quién no. Sus consejos son sabios, ojalá pudiésemos escribir como él sólo atendiendo a estos mandamientos... Entiendo que engancharas a la lectura con su pluma.
Un saludo desde Málaga. Hasta pronto.

Gabriel Coloma M. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gabriel Coloma M. dijo...

Al igual que a muchos, a mi también me encanta Gabriel García Márquez. Recuerdo que cuando tenía 15 años tuve que hacer un trabajo de investigación. En ese tiempo no había internet así que fui a la biblioteca municipal. En vez de hacer el trabajo, me puse a leer “crónicas de una muerte anunciada”, me encantó. Luego he tenido la oportunidad de leer toda la obra de García Márquez. De hecho, debo decir que cuando leí su autobiografía “Vivir para contarla” (un libro heredado desde el dolor), me dije, no puedo pasar por esta vida sin escribir algo…

Gracias Manuel, por este artículo
Un abrazo a todos.

PD. A veces borro comentarios porque se me ha ido algún error ortográfico o de contexto.

Manuel Cortés Blanco dijo...

En efecto, Mercedes. De uno u otro modo, García Márquez ha sido maestro de todos nosotros.
Por cierto, tu libro "La última vuelta del scaife" está fenomenal, y no es pasión de amigo. En cuanto termine las aventuras de Josué te daré mi opinión en forma de reseña.
Buen fin de semana, que parece que ya asoma la primavera.

Manuel Cortés Blanco dijo...

Hola Gabriel. Yo también he leído gran parte de su obra y, como tú bien dices, sentí desde ella esa misma necesidad de escribir. "El coronel no tiene quien le escriba", "Cien años de soledad", "El amor en los tiempos del cólera"... Si García Márquez no hubiera existido la Literatura tendría que haberlo inventado.
Mil gracias a ti y no te preocupes por lo de borrar comentarios.
Nos seguimos leyendo.

Cristina dijo...

Me uno a vuestros comentarios sobre Gabriel Garcia Marquez.Un abrazo

Manuel Cortés Blanco dijo...

Leyendo al genial "Gabo" (dicho por supuesto con todo cariño) es fácil estar de acuerdo. Otro abrazo grande para ti, Cristina.