sábado, 18 de abril de 2015

De Inocencia a Benito

De Inocencia a Benito... De Acacias 38 a Mi planeta de chocolate... De niña a niño expósito. En ese juego de correspondencias, quiero agradecer sinceramente a RTVE.es las citas referidas a mi persona en el reportaje que -con motivo de la serie recientemente estrenada por TVE- han publicado en su portal, a propósito del drama vivido en España por los llamados niños expósitos, que eran abandonados a las puertas de algún hospicio.
Ciertamente es un tema que de siempre me ha interesado por razones personales (no en vano, soy nieto de uno de aquellos chiquillos), profesionales (gracias a aquella investigación histórica en la que participé, pudimos publicar nuestro trabajo Del estigma al mito: los niños expósito) y literarias (que por algo llamé al pequeño protagonista de mi novela Benito Expósito Expósito).
Ha sido un gusto compartir lo que puedo saber sobre este asunto con la periodista que redactó el reportaje, una sorpresa comprobar que gracias a él se ha batido el récord de visitas en un día a este blog con más de seiscientos accesos, y una alegría constatar que lo vivido por aquellos chavales sigue siendo de interés, sin que caiga por ello en el olvido.
Junto a mis mejores deseos para este fin de semana y  esas mil sonrisas de siempre, os adjunto el enlace a la noticia:
http://www.rtve.es/television/20150415/inocencia-nina-exposito/1130524.shtml

3 comentarios:

Manuel Cortés Blanco dijo...

Por si fuera de vuestro interés, adjunto los enlaces en los que se puede acceder a mi artículo "Del estigma al mito: los niños expósito", publicado en la revista Cambio16 y en la web de Ediciones Irreverentes (donde, por cierto, es la página más leída).
http://www.edicionesirreverentes.com/newReportajes/reportajes/CortesBlanco.htm

Ana Luna dijo...

Felicidades Manuel por el reconocimiento,pero de donde sacas tiempo para hacer todo lo que haces? Esas telenovelas no las veo, prefiero leer por ejemplo tus libros.Gracias por todo que te noto feliz.

El Amor Azul Marino dijo...

Mil gracias, Ana Luna. A ti sí que te noto siempre superatenta. La verdad es que procuro organizar mi tiempo lo mejor que puedo, si bien es cierto que no dispongo de mucho. Y en cuanto a las telenovelas, tampoco suelo ser seguidor suyo... De hecho, si me lo guardas, comparto contigo un secreto: yo también prefiero leer.
Mil sonrisas, feliz domingo.