lunes, 28 de junio de 2010

Nacidos para leer

Los cuentos y los libros se encuentran desde siempre entre las preferencias de los niños -incluso los más pequeños-, en especial si su lectura se realiza en voz alta. Se trata de una costumbre que beneficia su mente pero que todavía no está suficientemente consolidada. No todos saben que es una de las actividades más importantes, tanto para el vínculo entre padres e hijo como para adquirir las competencias necesarias para empezar a hablar y, más tarde, a leer. Lo mejor es comenzar a los seis meses y hacerlo con continuidad.
Precisamente éste es el lema con el que trabaja el proyecto Nacidos para leer, que surgió en Italia por iniciativa de un grupo de profesionales relacionados con la literatura infantil y las bibliotecas. Su objetivo consiste en promocionar la lectura para niños de cero a tres años estableciendo un vínculo afectivo entre los adultos y los pequeños alrededor de los libros.
En la actualidad el proyecto Nacidos para leer celebra su décimo aniversario habiéndose extendido por todo el mundo. Sin duda, una buena propuesta para que la lectura vaya entrando naturalmente en la vida de los niños.

5 comentarios:

Airama dijo...

No te falta razón. Buena e interesante propuesta.
Saludos

Cristina dijo...

Me parece una gran idea porque los niños desde pequeñines aprenden todo y a leer tambien.Me gusta

Manuel Cortés Blanco dijo...

Hola Airama, hola Cristina:
Gracias de nuevo por vuestros comentarios. Añado una referencia textual del Proyecto: "Los niños que han tenido a alguien que les lea en voz alta con continuidad en el tiempo llegan a la escuela primaria con una mayor capacidad y con conocimientos básicos para la futura descodificación de las palabras". Estoy convencido de que es así.
Mil sonrisas.

Mercedes dijo...

Creo que hay por ahí un pequeño Príncipe que no tendrá que esperar a los seis meses para que le cuenten cuentos. ¡Cuánta suerte tiene!
¿Qué tal la familia? ¿Os habéis adaptado ya al nuevo horario de sueño impuesto por el pequeñín?
Un abrazo fuerte a los tres.

Manuel Cortés Blanco dijo...

Hola Mercedes... y bienvenida, pues sé por tu blog que has estado unos días de descanso. En efecto, a nuestro Principito ya le hemos contado más de un cuento. La verdad es que pese al sueño estamos encantados.
Mil sonrisas y, por supuesto, nos seguimos contando.